Bolivia alista fiestas patrias en medio de crisis política

    Imagen de ronnie3600 en Pixabay

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- Bolivia cumplirá mañana jueves 195 años de la independencia del dominio español con bolivianos en casa, sin desfiles cívicos ni actos públicos protocolares, en medio de una crisis política producto de las elecciones fracasadas en octubre de 2019, además de las dificultades económicas, sociales y sanitarias provocada por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

    El 6 de agosto se conmemora la declaración del acta de independencia, un documento que puso fin al dominio español y que proclamó la República de Bolivia, al otorgarle al país su autonomía.

    Expertos y políticos consideraron que el desafío en el futuro es lograr cuanto antes un gobierno legítimo salido de las urnas, que encare un proceso de reconducción nacional orientado a recuperar la estabilidad económica, política, social y brindar acciones urgentes para frenar el descalabro sanitario empujado por la COVID-19.

    El profesor de la Universidad Católica Boliviana, politólogo y comunicador con especialidad en Comunicación Política, Economía y Análisis de Escenarios, Jorge Richter, dijo a Xinhua que Bolivia vive una coyuntura histórica muy compleja.

    Señaló que la estabilidad de la última década, con indicadores macroeconómicos récord, contrasta con la incertidumbre de la gestión de Jeanine Añez, líder del gobierno interino de Bolivia apoyado por la oposición.

    Para mañana jueves se ha anunciado una sesión de honor de la Asamblea Legislativa por las fiestas patrias, a la que invitaron a Añez y a ex mandatarios, quienes podrán participar vía enlace digital. Se incluyó en la lista de convocados al ex presidente Evo Morales (2006-2019), lo cual arrancó una serie de reacciones de rechazo del gobierno interino.

    A decir de las autoridades, será una de las pocas actividades protocolares que se programaron como consecuencia de la cuarentena dinámica que vive Bolivia desde que se presentaron los primeros casos del nuevo virus el pasado 10 de marzo.

    A casi cinco meses de registrarse los primeros casos de la COVID-19 en Bolivia, el país alcanzó el martes 83.361 infectados con el nuevo virus, 3.320 muertos y 25.390 personas que vencieron al coronavirus.

    El politólogo, experto en estrategias políticas y docente de la Universidad Católica Boliviana de La Paz, Marcelo Arequipa, consideró que el país vive una “crisis multidimensional”.

    “Muy pocas veces en la historia del país hemos tenido al mismo tiempo crisis política, crisis económica y crisis social, pero además de manera aguda, estas tres efectivamente se están cruzando”, manifestó a Xinhua.

    Para el abogado constitucionalista y especialista en procesos electorales Paúl Antonio Coca, 2020 es un año para el olvido.

    Apuntó que el principal reto es recuperar la cordura democrática para que el gobierno elegido sea capaz de frenar la aguda crisis que Bolivia atraviesa.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here