Bolivia informa en la ONU el retorno pleno de la democracia tras el golpe de Estado de 2019

    Image by jorono from Pixabay

    La Paz, Bolivia (Sputnik).- El embajador de Bolivia ante Naciones Unidas (ONU), Diego Pary, informó que ha puesto en marcha una campaña para informar a la comunidad internacional que las democracia ha retornado plenamente al país tras el golpe de Estado de 2019, alentado por denuncias no probadas de fraude electoral.

    “Nuestras primeras acciones son para informar a los países miembros de Naciones Unidas que hoy Bolivia está en un proceso absolutamente democrático, que ya el proceso anterior, el gobierno de facto, ha concluido”, dijo Pary.

    El diplomático, quien era canciller del Gobierno de Evo Morales derrocado en noviembre de 2019 y asumido en el cargo en la ONU hace un mes —tras la instalación del Gobierno democrático de Luis Arce— hizo la declaración por videoconferencia a la televisión estatal, desde Nueva York.

    Pary dijo que el contundente triunfo de Arce a la cabeza del Movimiento Al Socialismo (MAS), en las elecciones del 18 de octubre pasado, constituyó la demostración final de que en los comicios de un año antes “no existió” el fraude denunciado como argumento para derrocar a Morales (2006-2019), líder histórico de ese partido.

    Reinserción

    El excanciller señaló que difundía en la ONU el mensaje de que Bolivia es un país que, tras vivir una ruptura del orden constitucional, “ha retornado a la institucionalidad democrática, hoy respeta los derechos humanos, la libre expresión, y está dispuesto a seguir construyendo su futuro”.

    Sobre esta base, anunció, el país sudamericano pretende recuperar el papel protagónico que había ganado en los 14 años pasados, bajo el Gobierno de Morales, en diversos foros internacionales.

    “El objetivo es la reincorporación rápida de Bolivia a diferentes organizaciones internacionales, que nuevamente sea protagonista, sea uno de los actores fundamentales en el contexto internacional”, dijo.

    Pary indicó que Bolivia se incorporará en 2021 como miembro titular a dos órganos de la ONU, el Consejo Económico y Social (ECOSOC) y el Consejo de Derechos Humanos (CDH).

    En ambos organismos, Bolivia presentará propuestas de alcance regional y global “retomando desde el primer día de 2021 el liderazgo que nace de la experiencia y vivencia de la población”, indicó el embajador.

    Fraude

    Consultado sobre el debate que alentaban sectores conservadores locales sobre si lo sucedido en 2019 en Bolivia fue un golpe o una crisis provocada por un fraude electoral, Pary insistió en que no habría dudas de que se trató de un derrocamiento de Morales, quien fue reemplazado por la presidenta transitoria Jeanine Áñez.

    Las denuncias de fraude fueron lanzadas por candidatos derechistas derrotados por Morales en los comicios de octubre del año pasado y reforzadas por un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), que detectó supuestas “irregularidades”, aunque sin aportar pruebas.

    “Está por demás demostrado con la decisión asumida por el pueblo boliviano, por los votantes [en la reciente victoria electoral del MAS], que el supuesto fraude anunciado por los partidos de derecha y por un informe fraudulento, manipulado y absolutamente político de la OEA pues no existió, no existió ese fraude”, aseguró Pary.

    Sostuvo que la tesis del supuesto fraude “solamente fue un instrumento para derrocar al Gobierno constituido, al Gobierno constitucional [de Morales]”.

    Pary remarcó que “múltiples estudios de universidades estadounidenses y centros de investigación especializados han demostrado que la metodología utilizada por la OEA fue deficiente (…), fue un informe prácticamente político”.
    En declaraciones previas, el excanciller respaldó propuestas de organismos como el Parlamento Sudamericano y el Parlamento Andino de investigar la actuación del secretario general de la OEA, Luis Almagro, en el derrocamiento del Gobierno de Morales.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here