Bolivia retoma proyectos de energía alternativa

    Photo by Sigmund on Unsplash

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- Luego del abandono de más de un año de los proyectos de generación de electricidad, el gobierno boliviano resolvió retomar los proyectos de generación de energía alternativa orientados a cambiar la matriz energética y contribuir a reducir la emisión de gas de efecto invernadero producidas por energías fósiles.

    El ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, dijo el viernes a Xinhua que la evaluación de la gestión del gobierno interino de Jeanine Añez (2019-2020) arrojó un “lamentable” abandono y freno a proyectos importantes en el sector de hidrocarburos y electricidad.

    En consecuencia, manifestó que se resolvió trabajar de forma inmediata en la reactivación de ambos sectores y que se retomó la política de Estado de cambiar la matriz energética con proyectos de generación de energía alternativa.

    “En resumen se ha hecho la reprogramación para inversión para la gestión 2021 de 2.500 millones de bolivianos (unos 362 millones de dólares) para optimizar los plazos de ejecución a partir de la (estatal) Empresa Nacional de Electricidad”, aseveró.

    Anunció además que en febrero se tendrá el ingreso en operaciones de planta fotovoltaica de generación de electricidad en Oruro, la cual se concluye con la inversión de 92 millones de dólares.

    Como parte de la contribución a la reducción de emisiones de gas de efecto invernadero producido por energías fósiles, el gobierno del ex presidente Evo Morales (2006-2019) emprendió la política de Estado de apostar por la energía renovable, a través de varios proyectos para producir energía desde hidroeléctricas, eólicas, solar y geotérmicas con el fin de cambiar paulatinamente su matriz energética.

    El ingeniero eléctrico, experto en el sector energético y ex presidente de la estatal ENDE, Joaquín Rodríguez, dijo a Xinhua el jueves que debido a la pandemia y a la crisis política se paralizaron en el último año los proyectos emprendidos para avanzar hacia la agenda económica bajas en carbono.

    Recordó que el gobierno de Morales emprendió “con acierto” el desafío de convertir a Bolivia en un modelo de energía renovables en la región a largo plazo en concordancia con la Agenda Patriótica del Bicentenario que contempla cambiar su matriz energética de en un 80 por ciento hasta el 2030 con energía renovables.

    A decir del experto, en este periodo de pandemia las inversiones y el proyecto se ven ralentizados, razón por la cual en adelante será necesario garantizar las inversiones que permitan retomar los objetivos iniciales.

    Rodríguez señaló que la apuesta en el proyecto de la Agenda Patriótica 2025, programa del entonces gobierno de Evo Morales, fue poner a Bolivia como ejemplo regional en el cambio de matriz energética, a través de proyectos, grandes y pequeños para producir energía de hidroeléctricas, eólicas, solar y geotérmica.

    Recomendó mantener el compromiso del Estado boliviano de bajar las emisiones de gas de efecto invernadero, al sumarse al proceso del cambio de matriz energética y de constituirse en exportador de energía eléctrica.

    Según el experto, se tienen estudios de que el potencial hidroeléctrico en Bolivia es de 40.000 megavatios, lo cual permitirá la transición a energías limpias y dejar paulatinamente la energía fósil.

    Consideró que, en caso de cumplir los emprendimientos planificados, Bolivia producirá al menos 500 megavatios de energía alternativa para 2025 con los proyectos solares, eólicos, biomasa y geotérmicos.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here