Bolivia sostiene desescalada del rebrote

    Foto: RedBolivia Internacional

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- A casi un año de la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19) en Bolivia, la segunda ola ingresó a una sostenida desescalada de contagios en el país sudamericano, mientras paralelamente avanza la inmunización masiva con las vacunas chinas de Sinopharm.

    La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, declaró este miércoles a Xinhua que muchos departamentos bolivianos experimentan el descenso de casos y que la vacunación masiva se desarrolla con éxito.

    “Estamos a la espera de que lleguen otros lotes de vacunas para continuar con la inmunización masiva a la población”, aseveró.

    Empero, consideró que dependerá de la población evitar un nuevo rebrote manteniendo las medidas de bioseguridad y de la vacunación masiva, que está en su tercera etapa de la primera fase con la inoculación al personal de salud, gente con enfermedad de base y mayores de 60 años.

    El reporte epidemiológico, emitido en la última semana, refleja que la curva de contagios en el país experimenta un declive. Las cifras no pasaron los 1.000 casos nuevos a diferencia de las primeras semanas de febrero cuando promediaron los 2.000.

    La noche de este miércoles, fueron reportados 843 nuevos casos, haciendo un total acumulado en lo que va de la pandemia, 251.391, entre la primera y segunda ola, desde el 10 de marzo del año pasado.

    Además, según el Ministerio de Salud, se reportaron 11.734 decesos, que representa 4,7 por ciento promedio de muertes por el nuevo virus, y se registraron 195.099 (77,6 por ciento) de personas que vencieron el contagio.

    El gobierno oficializó el sábado 9 de enero que Bolivia ingresó a la segunda ola de contagios de coronavirus, por lo que se dispuso medidas restrictivas y el fortalecimiento de la capacidad de atención de los hospitales.

    Con la aplicación de las vacunas chinas Sinopharm contra el coronavirus a personas con enfermedad de base, Bolivia arrancó este jueves 25 de febrero en la ciudad de Santa Cruz (este) la campaña de inmunización más grande de su historia sanitaria.

    Por su lado, el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, manifestó a la Xinhua que esta campaña, que despertó gran expectativa en la población por la “dosis de esperanza”, se extiende en los diferentes departamentos bolivianos.

    Recordó que las personas que deseen ser vacunadas de manera voluntaria y gratuita tendrán que pasar por un triaje (protocolo), que comprenderá un examen médico rápido para determinar si el solicitante estará en condiciones para recibir una vacuna.

    El jefe de Epidemiología del Sedes de La Paz (oeste), Mayber Aparicio, dijo a los periodistas que pasó la “situación de preocupación”, cuando se presentaron casos de reinfección que aquellos que se infectaron en la primera ola y se enfermaron nuevamente en la segunda ola.

    Sin embargo, Aparicio aclaró que el comportamiento fue “algo menor” que el año pasado y que a la fecha se está en pleno descenso de casos y considera que a mediados de marzo se tendrá un descenso considerable.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here