COB y movimientos sociales anuncian radicalización de huelga y bloqueos en Bolivia

    Foto: Red Bolivia Internacional

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- La Central Obrera Boliviana (COB) y organizaciones sociales miembros del Pacto de Unidad anunciaron hoy que radicalizarán la huelga general indefinida que sostienen con movilizaciones y bloqueo de caminos en demanda de la realización de las elecciones el 6 de septiembre, como señala una ley que no fue anulada.

    El ejecutivo de la máxima entidad de los trabajadores, Juan Carlos Huarachi, manifestó que el bloqueo de caminos, que se inició el lunes, se intensificará hasta que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el gobierno interino respeten la ley que no fue derogada por la Asamblea Legislativa y que establece la votación hasta el 6 de septiembre.

    “Estamos haciendo el monitoreo respectivo de la huelga general, y se ha evidenciado que casi en todo el país se registra el bloqueo de caminos; seguiremos incrementando los puntos de bloqueo hasta conseguir nuestro objetivo”, afirmó.

    El presidente del TSE, Salvador Romero, ratificó el domingo que no se cambiará el 18 de octubre como fecha para los comicios nacionales, como la Sala Plena del Organo Electoral definió.

    “La fecha está fijada; el Tribunal Supremo Electoral y los tribunales departamentales estamos encaminando todos nuestros esfuerzos para la organización de la jornada de votación del domingo 18 de octubre, la decisión ya ha sido adoptada por la sala plena”, afirmó a los periodistas.

    No obstante, algunos constitucionalistas y el Movimiento Al Socialismo (MAS), partido del dimisionario presidente Evo Morales, consideraron que aplazar las elecciones en Bolivia hasta el 18 de octubre sin la aprobación de una ley, abre un escenario de conflicto de poderes estatales, incumplimiento de deberes, desobediencia de la Constitución y la ley, pero fundamentalmente, pone en riesgo el estado de derecho, según constitucionalistas.

    El abogado constitucionalista, director de Lima & Asociados Sociedad Civil y ex magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Iván Lima, alertó que Bolivia vive un “momento muy delicado”, que puede desembocar en una “grave confrontación entre órganos del Estado y generar la crisis institucional”.

    Para el jurista, la decisión del TSE de desobedecer la ley vigente que establece comicios hasta el 6 de septiembre, abre espacios para la ruptura del estado de derecho.

    En tanto, el ejecutivo de la Confederación Sindical Unica de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Jacinto Vega, anunció que la decisión de las organizaciones es “seguir sumando” las “protestas y no retroceder”.

    Sostuvo que hay molestia porque considera que el TSE no garantiza la realización de las elecciones y que se duda llegar al 18 de octubre.

    “Por eso el pueblo está en las calles y va a intensificar la movilización”, señaló.

    Por su lado, el gobierno lamentó la intransigencia de la COB, movimientos sociales y el MAS por persistir en la huelga y bloqueos en momentos complejos para la salud de los bolivianos, agobiados por la pandemia de la COVID-19, que hasta el lunes llegó a 81.846 casos confirmados en el país.

    El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pidió hoy martes al presidente del TSE y al candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, “dar la cara” ante las organizaciones sociales que se movilizan para realizar las elecciones el 6 de septiembre y no así el 18 de octubre.

    Denunció además que grupos afines al MAS financian a marchas y bloqueos en distintas regiones del país.

    El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, reveló que, como consecuencia de bloqueos de rutas que sectores sociales realizan en todo el país, en Oruro (oeste) se reportaron 40 casos de pacientes que se debaten entre la vida y la muerte por falta de oxígeno, mientras que dos enfermos perdieron la vida porque no pudieron ser atendidos por la falta de ese insumo médico.

    La autoridad responsabilizó que todas las muertes por efecto de los bloqueos serán responsabilidad del MAS y de sus sectores sociales.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here