Escasez de diésel desata tensiones políticas en Bolivia

    Изображение David ROUMANET с сайта Pixabay

    La Paz, Bolivia (Sputnik).- Una larga escasez de diésel provocó roces entre el Gobierno transitorio de Bolivia y la gobernación regional de Santa Cruz (este), en manos del mismo partido derechista Demócratas, y amenaza con convertirse en un tema de campaña electoral, reportaron medios locales.

    Estamos preocupados por el desabastecimiento de diésel (…), toda la información que nos dan [las autoridades nacionales] no coincide con la realidad por las colas en los surtidores”, dijo a reporteros Jorge Franco, secretario de Energía de la gobernación cruceña, citado por el diario El Deber.

    La crítica de Santa Cruz, el motor económico del país, al Gobierno nacional de Jeanine Áñez, surgió en medio de reportes de una creciente paralización de servicios de transporte y otros, inclusive de la recogida de basura en esa ciudad, por la falta de combustible.

    Franco dijo que tanto el Ministerio de Hidrocarburos como la petrolera estatal YPFB son “ambos responsables” del problema del diésel, un combustible cuya demanda no es cubierta históricamente por la producción nacional.

    Baja importación

    El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (INBCE), un órgano de asesoramiento empresarial, reportó que la importación de diésel cayó aproximadamente a la mitad en el primer semestre del año, en comparación con los niveles de los dos años anteriores.

    Las compras externas llegaron en el período enero-julio de 2020 a 331.000 toneladas, con un valor de 214 millones de dólares, que YPFB había celebrado recientemente como un alivio para sus cuentas en un entorno de recesión económica, antes de que llegara el problema de la escasez.

    En 2019, Bolivia importó 1,2 millones de toneladas de diésel, con un costo de 913 millones de dólares.

    YPFB dijo el 16 de septiembre en un comunicado que las importaciones de diésel “se están normalizando” y que “de ese modo se supera el impasse surgido en el departamento de Santa Cruz”.

    La petrolera aseguró además que estaba descartada la posibilidad de un
    incremento del precio del diésel en el mercado interno.

    “Áñez repite el mismo desastre que vivimos con el viejo neoliberalismo de [los expresidentes] Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa: en mi gobierno no permitiremos desabastecimiento”, escribió en la red social
    Twitter el candidato presidencial Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo.

    ​La escasez, que desde la semana pasada provoca la formación de largas filas de camiones en torno a las estaciones de venta en todo el país, afecta en especial al sector agropecuario de Santa Cruz, cada vez más mecanizado, dijo este 17 de septiembre el gerente de la Federación de Ganaderos de esa región, Jorge Landívar.

    “La provisión es muy irregular, hay grandes colas de camiones en los surtidores de las provincias y una creciente paralización de la maquinaria”, dijo Landívar a reporteros.

    Añadió que esta situación afecta también a la lucha contra los incendios forestales estacionales, por la imposibilidad de movilizar gran cantidad de maquinaria para abrir cortafuegos en bosques y sembradíos.

    La Federación de Transportistas de Santa Cruz declaró “estado de emergencia” y exigió una reunión con el ministro de Hidrocarburos, dijo su líder, Bismarck Daza, a la cadena radial Erbol.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here