Expertos plantean alternativas para urgente generación de empleo en Bolivia

    Imagen de skeeze en Pixabay

    Por René Quenallata Paredes

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- Ante la multicrisis que agobia a Bolivia, la cual incluye el aumento del desempleo, expertos y empresarios plantearon hoy alternativas para la urgente generación de puestos de trabajo que pasan por la reactivación económica, la inyección de recursos, la promoción de inversión pública y privada, así como la diversificación de la producción y las exportaciones.

    El economista, miembro de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas, docente de la Universidad Católica e investigador económico asociado de la
    Fundación Milenio, Germán Molina, dijo a Xinhua que ante la crisis provocada por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) se necesita un plan serio de reactivación económica, que comprometa a todos los sectores, orientado a generar empleos.

    “Así como el coronavirus está poniendo a prueba los sistemas de salud de los países, la crisis económica producto de la pandemia pondrá a prueba la capacidad del nuevo gobierno de Luis Arce para generar empleos”, aseveró.

    El impacto de la COVID-19 sobre el trabajo se siente con rigor en Bolivia, donde la desocupación urbana pasó de un 4,8 por ciento registrado al cierre de 2019, a 10,76 por ciento de enero a septiembre de este año, de acuerdo con el informe del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

    Según Molina, la base primordial para crear fuentes de empleo será la reactivación económica, que permitirá enfrentar la recesión y el desempleo.

    Consideró que lógicamente se precisa de inyección de recursos millonarios para dinamizar la economía interna.

    Propuso reorientar la inversión pública para que se constituya en un verdadero efecto multiplicador y generador de empleo.

    Otro aspecto, a decir del experto, será las inversiones externas que permitirán inyección de recursos frescos. “Se tendrá que trabajar en incentivos legales para los inversionistas”, añadió.

    El experto precisó que la generación de empleos, desde el punto de vista económico, es lo más importante porque esto permite que las otras preocupaciones se resuelvan, como atraer inversión privada y extranjera, mantener una estabilidad del tipo de cambio, reducir el déficit fiscal y trabajar sobre la carga impositiva.

    Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, dijo el miércoles a periodistas que lo fundamental es trabajar en preservar las empresas que permitirán cuidar el empleo.

    En consecuencia, dijo que es necesaria una inyección de 8.000 a 9.000 millones de dólares para reactivar la economía.

    “El Producto Interno Bruto (PIB) se ha caído casi un 12 por ciento (11,11 por
    ciento el primer semestre) y eso es una cifra muy fuerte. Esta inyección es necesaria para la sociedad, para la oferta y la demanda, así generaremos la reactivación”, agregó el presidente de la CNC.

    Para el investigador Bruno Rojas, del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario, Bolivia enfrentaba antes de la pandemia problemas en cuanto a la alta precariedad laboral, una situación que tiende a profundizarse con la COVID-19.

    Rojas manifestó a Xinhua que el éxito del gobierno de Arce radicará en esta primera etapa en salir de la crisis económica, lo que generará empleo y estabilidad.

    Alertó que todo dependerá de activar la oferta y la demanda, por lo que planteó trabajar en diversificar la producción, atraer inversiones y revolucionar el aparato productivo, aunque admitió que todo dependerá de que se “vaya” la pandemia.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here