Expertos y gobierno proponen crear políticas para reactivar empleo juvenil y femenino en Bolivia

    Foto de Negocios creado por katemangostar - www.freepik.es

    Por René Quenallata Paredes

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- El aumento preocupante del desempleo de las mujeres y los jóvenes en Bolivia, los más afectados por la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), tiene que ser enfrentado con políticas de reactivación y generación de fuentes de trabajo, aprovechando la potencialidad de esta población en la transformación del mercado laboral, según expertos y el gobierno.

    De acuerdo con un informe difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE) el pasado 26 de noviembre, el impacto de la cuarentena producto de la COVID-19 golpea con más fuerza a los jóvenes de 16 a 28 años y a las mujeres, en comparación con el resto de la población económicamente activa.

    Los jóvenes registran una tasa de desempleo del 19,8 por ciento, un porcentaje muy por encima del promedio, que en la zona urbana del país es de un 8,7 por ciento hasta octubre, agregó el INE.

    La población de mujeres es otro grupo que registra una mayor tasa de desocupación, que en octubre se ubicó en un 11,2 por ciento, mientras que en la de los hombres el índice fue del 6,8 por ciento.

    El economista, internacionalista, docente de la Universidad Núr y ejecutivo del Observatorio de Diversificación de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo, Juan Pablo Saucedo, declaró a Xinhua este lunes que la COVID-19 agravó el desempleo en sectores vulnerables, por lo que consideró que es oportuno reconducir las políticas de generación de empleo.

    “Esta crisis sanitaria tiene que ser una oportunidad para avanzar en la transformación del mercado laboral que puede favorecer ampliamente a las mujeres y jóvenes; para ellos se precisa políticas de reactivación laboral orientadas a estos sectores”, afirmó.

    En opinión del experto, se deben encarar programas que reduzcan la desigualdad de remuneración, desaparecer la segregación profesional, eliminar la discriminación, brindar apertura de oportunidades, encarar emprendimientos para jóvenes con incentivos y generar créditos para mujeres emprendedoras en comercio formal.

    Señaló que en esta etapa de transición a una nueva normalidad por la pandemia se debe aprovechar la habilidad y conocimiento moderno digitalizado de los jóvenes, empleándolos en estas actividades.

    “En el caso de las mujeres, se tiene que brindar apoyo crediticio para que emprendan sus micro y pequeñas empresas formales, que también está orientado a la recuperación económica”, agregó.

    Por su parte, la ministra de Trabajo, Verónica Navia, informó el pasado viernes a los periodistas que se está trabajando en propuestas para la generación de empleos formales para jóvenes y mujeres que han sido los más afectados por la pandemia.

    Dijo que en esta coyuntura se perfila la reducción de la brecha salarial entre mujeres y hombres, particularmente en el sector privado, “es una tarea prioritaria, pendiente e histórica que será encarada con fortaleza y decisión desde su despacho”.

    Según la ministra, el desafío también estará dirigido a la promoción de la incorporación a espacios laborales y de liderazgo, dos aspectos que aún están limitados para las mujeres.

    Mauricio Gironda M., un joven de 25 años de profesión arquitecto, dijo a Xinhua este lunes que los espacios laborales son limitados y los pocos que existen requieren necesariamente de experiencia.

    “El gobierno debería implementar programas de apoyo a los jóvenes para la reinserción laboral. De nada sirve tener un título a temprana edad (23 años) si no te van a tomar en cuenta; estoy intentado encontrar un trabajo regular, pero no me dan la oportunidad”, afirmó.

    El requerimiento de experiencia es el principal obstáculo que tienen los jóvenes para conseguir un empleo formal, que goce de beneficios sociales, seguros y prestaciones como el aguinaldo.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here