Ley de Emergencia Sanitaria permitirá a Bolivia actuar

    Foto: APG

    La Paz, Bolivia (Xinhua).- La nueva Ley de Emergencia Sanitaria sancionada por la Cámara de Diputados permitirá a Bolivia reaccionar con rapidez y oportunidad ante la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), dijo hoy viernes el presidente boliviano, Luis Arce.

    Esta ley “permitirá que Bolivia pueda reaccionar rápidamente ante ésta y otras emergencias que se puedan presentar en el futuro, adquiriendo medicamentos, insumos y equipos de manera ágil y oportuna. Saludamos que la Asamblea Legislativa la haya sancionado”, escribió el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

    La Cámara de Diputados sancionó el jueves la Ley de Emergencia Sanitaria con las modificaciones incorporadas al proyecto original en el Senado, luego de un acuerdo con el Colegio Médico de Bolivia sobre contratación de personal de salud y la prohibición de la paralización del sistema de salud en situaciones de emergencia.

    La norma fue sometida a un proceso de concertación con el Colegio Médico de Bolivia, y se modificaron artículos relacionados a la regulación de precios de medicamentos y servicios en salud, el derecho a la protesta pero sin suspensión de servicios en salud, y la contratación de personal extranjero con carácter excepcional.

    La norma establece la conformación de un Consejo nacional estratégico para emergencias sanitarias, políticas de inmunización, control de medicamentos, registros y servicios de salud, contrataciones y despachos aduaneros, además de un régimen sancionatorio.

    Además, busca proteger la salud de la población boliviana, evitar la mercantilización de los servicios sanitarios y fortalecer las capacidades del Estado para luchar contra la COVID-19.

    El vocero presidencial, Jorge Richter, dijo a los periodistas este viernes, tras el acto de entrega de contratos a médicos y personal de salud, que el presidente
    Arce prevé promulgar en las siguientes horas la medida legal.

    Richter enfatizó que el país requiere una norma jurídica para enfrentar de mejor manera coyunturas de excepcionalidad, como la emergencia sanitaria por la COVID-19.

    Hasta la noche del jueves, Bolivia acumuló 224.234 casos positivos de la COVID-19, 10.633 decesos y 164.900 pacientes recuperados, de acuerdo con el Ministerio de Salud.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here