Casos de COVID-19 se desbordan en Bolivia al registrar 32.125

Image by dianakuehn30010 from Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua) — En medio de una campaña política electoral para los comicios del 6 de septiembre próximo, el Ministerio de Salud de Bolivia informó que la nación sudamericana alcanzó este lunes 32.125 casos de COVID-19, tras 16 semanas del registro de los primeros contagios en este país.

Además, el reporte nocturno diario registra 1.071 muertos y 8.928 personas que vencieron la enfermedad, que representa un promedio de 28 por ciento del total de casos confirmados del nuevo virus.

El panorama de los cuatro departamentos con más casos, donde se volvió incontrolable la pandemia, siguen siendo Santa Cruz (este), Beni (noreste), Cochabamba (centro) y La Paz (oeste), en ese orden.

Santa Cruz, uno de los departamentos con más población en el país, continúa registrando el mayor número de contagios diarios y un total de 18.211 con 57 por ciento del total.

Luego Beni con 4.075 (13 por ciento), Cochabamba con 3.501 (11 por ciento) y La Paz con 2.967 (9 por ciento).

Son los cuatro departamentos, de los nueve que conforman Bolivia, con mayor registro de contagios y concentran el 90 por ciento del total.

El jefe de la Unidad de Epidemiologia del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, manifestó este lunes a los periodistas que la situación del país está en ascenso franco de casos y se proyecta incontrolable.

Dijo que cuando se realicen las elecciones nacionales, previstas para la primera semana de septiembre, los contagios superarán los 100.000 casos.

Ratificó que, hasta el momento, las amas de casa y los comerciantes son los sectores de la población más afectados y los que mayor transmisión de contagios realizan en Bolivia.

En medio de la pandemia, la campaña política sube de intensidad con ataque verbales entre candidatos.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo; el candidato presidencial por el MAS, Luis Arce; y el postulante por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, intercambiaron acusaciones sobre los 14 años del anterior gobierno y los más de siete de la gestión interina.

Por su parte, Mesa arremetió los spots de Jeanine Áñez, líder del gobierno interino de Bolivia, por usarlos para promocionarse y pidió al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que la sancione.

Murillo respondió que queda claro que para Mesa y Morales la enemiga es la actual mandataria, pues a su juicio, se perfila como ganadora de los comicios.

Por su parte, el candidato del MAS aseveró que el gobierno interino está “absolutamente deteriorado” por los hechos de corrupción y manchado por el “uso indebido de bienes, nepotismo e incremento del narcotráfico”.

De esta manera, la campaña política se desarrolla en medio de la pandemia que comienza a sentirse con el despido de trabajadores, cierre de empresas, índices macroeconómicos afectados y demandas de auxilio de varios sectores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here