Ciudades de Bolivia prolongan cuarentena hasta el 24 de mayo

Foto: Red Bolivia Internacional

La Paz, Bolivia (Sputnik),- Las cuatro ciudades más grandes de Bolivia continuarán en cuarentena total al menos hasta el 24 de mayo, como parte de las medidas contra el COVID-19, anunciaron por separado sus alcaldes, pese a demandas vecinales y sindicales de cese de las restricciones.

“Se van a mantener las condiciones como estaban, pero esperamos la próxima semana contar con un plan concertado [de flexibilización de restricciones] con todos los sectores”, dijo en una conferencia de prensa el alcalde de La Paz, Luis Revilla.

El funcionario hizo el anuncio junto con la alcaldesa de la ciudad vecina de El Alto, Soledad Chapetón, quien apuntó que confiaba en la comprensión de sectores que decidieron reanudar progresivamente sus labores a partir de este 18 de mayo, en especial asociaciones de comerciantes minoristas y sindicatos de transportistas urbanos.

La decisión de los alcaldes de La Paz y El Alto siguió a las de sus pares de las ciudades de Cochabamba (centro) y Santa Cruz (este), siendo esta última el foco principal de la pandemia como capital del departamento homónimo, en el que se cuentan dos tercios de los 3.372 casos de COVID-19 confirmados hasta el 14 de mayo en todo el país.

Santa Cruz ha registrado además la mitad de los 152 decesos provocados hasta el 14 de mayo por el COVID-19, que según las autoridades nacionales estaría ingresando en fase de gran crecimiento.

Descontento

La cuarentena total continuará también en la ciudad de Trinidad, capital del departamento amazónico de Beni, el segundo más afectado por los contagios.

Para el resto del país, el Gobierno transitorio ha decidido que las autoridades municipales decidan entre dos variantes de rigidez de cuarentena, según los niveles de infección detectados.

En las ciudades mayores, especialmente en Cochabamba y El Alto, ha crecido en la última semana el descontento ciudadano contra el confinamiento, que parecía afectar principalmente a los sectores más pobres de la población, que viven en la informalidad que caracteriza a la mayor parte de la economía boliviana.

Las protestas eran particularmente persistentes en Cochabamba, donde vecinos bloqueaban este 15 de mayo, por quinto día consecutivo, los accesos al vertedero de basura de la ciudad y repelieron varias incursiones de policías y militares.

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, enviado a esa urbe a resolver el conflicto, responsabilizó de las protestas al Movimiento Al Socialismo, del expresidente Evo Morales, y amenazó con cárcel a los líderes de las protestas.

Entretanto, la presidenta transitoria Jeanine Áñez emprendió este 15 de mayo una gira nacional para distribuir un primer lote de 170 respiradores adquiridos por el Gobierno para reforzar la capacidad hospitalaria de respuesta a la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here