Inflación en Bolivia alcanza un acumulado de 0,78%

Imagen de David Schwarzenberg en Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua).- El Indice de Precios al Consumidor (IPC) en Bolivia registró durante junio una variación de 0,36 por ciento respecto a mayo, impulsada principalmente por el incremento de precios en alimentos y bebidas no alcohólicas y transporte, con lo cual la inflación acumulada en el primer semestre del año fue positiva en 0,78 por ciento, informó hoy el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

A 12 meses, el IPC registró un acumulado de 1,44 por ciento, según el informe.

Los productos y servicios que registraron la mayor incidencia porcentual positiva en junio fueron carne de pollo, transporte en minibús, aparato telefónico móvil, cebolla, papa y corte de cabello.

Antes de la llegada de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) al país, el Banco Central de Bolivia (BCB) y los ministerios de Economía y de Planificación del Desarrollo suscribieron en febrero pasado el Programa Fiscal Financiero 2020, con el cual proyectaron para este año un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3,5 por ciento y una inflación del 3,4 por ciento.

Bolivia cerró 2019 con una inflación de 1,47 por ciento, la tasa más baja de la última década, apuntalada por un registro negativo en diciembre, según el INE.

Sobre el registro de la inflación en el primer semestre, que no alcanza ni el 1 por ciento, el economista, analista y ex funcionario del BCB, Luis Ballivián, dijo este viernes a Xinhua que la pandemia ha cambiado las previsiones de los principales indicadores de la macroeconomía, y prevé una alteración de la proyección de la inflación.

Para el experto, la COVID-19 ha paralizado la economía en Bolivia y ha dejado a mucha gente desempleada y sin recursos para adquirir productos.

“La desaceleración y luego la recesión, sin duda, que alteran los indicadores macroeconómicos. La falta de circulante en la gente, el desempleo o la previsión de ahorro se refleja en la baja demanda y, por tanto, la baja de precios de algunos productos es evidente, lo que genera en muchos casos la inflación negativa”, precisó.

Recordó que la inflación negativa suele ser un decrecimiento temporal del IPC, debido a una caída de los precios más volátiles de su cesta de bienes y servicios.

“No se descarta que podamos ingresar a más inflaciones negativas en los próximos meses”, alertó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here