Bolivia: empleos en riesgo y pérdidas millonarias

Foto: Red Bolivia Internacional

By Fabiola Chambi – VOA News – Cochabamba, Bolivia.- Puestos de venta cerrados, suspensión del servicio de transporte y ciudades casi paralizadas no es un panorama nuevo en Bolivia. La crisis política de 2019 afectó a la economía del país y ahora ante de la llegada de la pandemia del Covid-19 la emergencia sanitaria ahonda esta crisis.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que este año el desempleo en Bolivia alcanzará a un 8% de la población, un incremento respecto a la tasa de 4% registrada en 2019. Con las restricciones por la pandemia en dos meses, el presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba, Javier Bellott, lamentó las pérdidas millonarias para el sector y la inminente reducción de fuentes de trabajo.

“Solo el 20% de las empresas en este momento están trabajando. Cada día se pierden cerca de 17 millones de bolivianos para las recaudaciones del Estado nacional”, aseguró Bellot.

A principios de este mes la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció la creación de un plan de empleo masivo que se implementará desde junio y que beneficiaría aproximadamente a 600.000 personas. Sin embargo, con un 62,3% de la población ocupada en el comercio informal, según el Fondo Monetario Internacional, se siente el impacto de la crisis en su día a día y requiere soluciones urgentes.

Inés Villca, que intenta mantener a su familia de cinco hijos con la venta de pan, explica su difícil situación. “Tengo que vender para ganarme algo, pero me da miedo salir porque controlan por esto de la cuarentena”, dijo afligida mientras mira a su pequeña.

Muchos de los bolivianos que paralizaron sus actividades, intentan generar ingresos con la venta de productos alimenticios, de bioseguridad y limpieza, los únicos autorizados en la cuarentena hasta que se flexibilice la medida.

La economista Fátima Zambrana consideró que para “para estos sectores quedarse en casa no es una tarea fácil y en algún momento ellos deciden si salen con el riesgo del contagio o si deciden no hacer nada y pasar hambre (…). El costo económico de la crisis es aún difícil decir con precisión”.

Según José Gabriel Espinoza, director del Banco Central de Bolivia (BCB), la situación resulta más compleja porque el anterior gobierno del expresidente Evo Morales, “dejó las finanzas en rojo ya durante cinco años”.

“La clave será un plan de recuperación sectorializado y enfocado en sostener el empleo vigente, necesitamos financiamiento externo que es lo que se está haciendo en este momento”, dijo Espinoza.

Por otro lado, el ministro de Trabajo, Óscar Mercado, explicó a la Voz de América que se están considerando más alternativas para paliar la crisis a través del Consejo de Reactivación de Empleo.

“Tenemos la misión de desarrollar un plan más ambicioso, más integral, por eso vamos a trabajar inmediatamente; pero ya hay la creación de empleo masivo que va a ser urgente hacerlo ni bien vayamos saliendo de la crisis”, aseguró Mercado.

Bolivia ingresó desde el 11 de mayo en una cuarentena dinámica para que algunos rubros comiencen a dinamizar la economía; sin embargo las principales ciudades aún mantienen duras restricciones ante el incremento de casos que a la fecha sobrepasan los 3.300.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here