Bolivia prevé déficit fiscal récord en 2020

Photo by Alexander Mils on Unsplash

René Quenallata Paredes

La Paz, Bolivia (Xinhua).- Bolivia superó hasta el primer semestre del año el déficit fiscal programado para 2020, con lo cual prevé duplicar este indicador macroeconómico a finales del año, coincidieron hoy el gobierno interino apoyado por la oposición y analistas.

El ministro de Economía, Oscar Ortiz, informó este martes a la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas de la Cámara de Diputados sobre la situación macroeconómica de Bolivia como consecuencia de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

Según Ortiz, hasta junio de este año se generó un hueco financiero que alcanzó 20.000 millones de bolivianos (unos 2.873 millones de dólares), un déficit que sobrepasó el calculado para este 2020.

Argumentó que esta situación se debió a la reducción de los ingresos como consecuencia de la emergencia sanitaria que experimenta el país por la COVID-19.

“Debido a la cuarentena se tuvo una reducción significativa de los ingresos del Estado. Esto motivó que usemos un crédito del Banco Central de 7.000 millones de bolivianos (unos 1.005 millones de dólares) y otra línea, lo que ha permitido que el Estado siga funcionando”, afirmó el ministro.

Consultado sobre este panorama, el secretario general del Colegio Nacional de Economistas de Bolivia, Juan Pablo Suárez, dijo hoy a Xinhua que este 2020 Bolivia estará marcada por un alto déficit fiscal que puede llegar al 15 por ciento del producto interno bruto (PIB), más del doble del que programó inicialmente el gobierno interino (7 por ciento).

“Estamos en un contexto fiscal afectado estructuralmente por la expansión del gasto público, a razón de las políticas públicas que el gobierno (interino) va implementando en estos meses producto de la pandemia, que derivará en la profundización del déficit fiscal”, alertó.

Suárez manifestó que la reducción de ingresos por la venta de gas, los bonos sociales, bajas recaudaciones tributarias y el aumento de gastos en el sector salud, motivado por la pandemia, hacen prever un déficit fiscal histórico de las últimas décadas respecto del PIB.

Según el Presupuesto General 2020, se calculó para este año un déficit fiscal del 7 por ciento, por séptimo año consecutivo, como resultado de la caída de ingresos y alto nivel de gastos, pero no estaba prevista la emergencia por la pandemia.

Por su parte, el analista económico, administrador de empresas, experto en planificación y docente de investigación de la Universidad Mayor de San Andrés, Oscar Heredia, señaló este martes a Xinhua que el panorama macroeconómico negativo del primer semestre es preocupante para el país.

Dijo que el déficit fiscal significa que los ingresos de Bolivia son menores que los gastos, que pueden afectar a la inflación y a las medidas de reactivación económica.

A decir del experto, hay varias alternativas para buscar un equilibrio en la balanza fiscal, como financiar el creciente déficit fiscal a través de emisiones de deuda pública externa e interna.

“Otra opción sería recortar el gasto público incrementando la eficiencia del mismo, pero tiene sus efectos”, añadió.

Dijo que otra acción, aunque aparentemente traumática, es el alza de impuestos sobre la actividad económica, el llamado “multiplicador del impuesto”.

Para Heredia, será fundamental replantear la venta de gas boliviano, pero con la apertura amplia de mercados para el energético, que permita mejorar los ingresos.

Admitió, no obstante, que será “muy complejo” equilibrar la balanza fiscal, porque se tiene un contexto económico adverso provocado por las crisis sanitaria, económica y política que enfrenta Bolivia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here