Consideran posible reactivación económica en Bolivia

Photo by Hannah Busing on Unsplash

La Paz, Bolivia (Xinhua).- Políticas, medidas y acciones integrales que involucren una alianza entre las instancias públicas y privadas son posibles para reactivar la economía de Bolivia teniendo una efectiva perspectiva de género en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, perfilaron emprendedoras y autoridades del gobierno interino apoyado por la oposición.

La viceministra de Comercio Exterior e Integración, Claribel Aparicio, resaltó el viernes a Xinhua que la principal determinación del evento “Reactivación Económica con Visión de Género y Comercio Exterior: Cómo contrarrestar los efectos regresivos” fue que “es posible la reactivación económica con la visión de inclusión y género”.

Destacó la importancia del rol de las mujeres en el crecimiento de la economía del país, pero lamentó que ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia, con el cierre de emprendimientos y el crecimiento de desempleo.

A decir de Aparicio, existe la voluntad de los sectores públicos y privados en implementar una hoja de ruta orientada a devolver la participación laboral femenina lo más pronto posible a los índices de diciembre de 2019, cuando se registraron 1,8 millones mujeres económicamente activas, a diferencia de agosto pasado que bajó a 1,6 millones, según el estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Las mujeres hemos sido las más afectadas de esta pandemia y hoy necesitamos que esa reactivación contenga políticas que contemplen un enfoque de género”, subrayó.

A decir de la viceministra, a medida que la pandemia continúa afectando el normal desenvolvimiento del mundo, se observa que sus consecuencias económicas están ocasionando un efecto regresivo en la igualdad de género.

Por su lado, la directora de la Fundación Emprender Futuro, Allison Silva, dijo a Xinhua el viernes que el pilar fundamental para la reactivación económica es el emprendimiento generador de recursos, más aún en estos tiempos de pandemia “que amerita reinventarse iniciativas innovadoras”.

Consideró que en los últimos años se dieron en Bolivia cambios a nivel normativo que han representado retos para los emprendedores, pero también se han abierto muchas oportunidades gracias a la innovación y la tecnología para que éstos puedan generar mejores ingresos, ser más eficientes y acceder a mercados más globales.

Reconoció que la pandemia perturbó con rigor a las mujeres que se dedican mayoritariamente a las actividades donde se desempeñan laboralmente, como el comercio, restaurantes, manufactura y toda la cadena de turismo, como hotelería, gastronomía, artesanías y otros.

“Está comprobado que en la medida que se incorporan las mujeres al mundo del trabajo, el país es el que crece y aumenta el PIB (producto interno bruto), por eso son necesarias políticas de reactivación con una visión de género”, recalcó.

De igual forma, la secretaria ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo, consideró que siempre es posible contribuir al crecimiento de la economía con el aporte de las mujeres emprendedoras, pese a la sociedad aún machista en Bolivia.

Lamentó que las mujeres estén, en general, ausentes de los programas políticos, pero destacó el nivel de paridad actual en las listas de postulantes a la Asamblea Legislativa.

“La cuarentena total y flexible que soporta el país desde marzo de este año para evitar la propagación del coronavirus, está pasando la factura al sector productivo del país y al empleo de las mujeres”, añadió.

A finales de agosto, el estatal INE dio a conocer que, entre abril y julio, la tasa de desocupación fue de 11,8 por ciento, una de las más altas de los últimos años. De ese porcentaje, 7,9 por ciento tiene como causa principal a la COVID-19 en Bolivia.

En ese mismo periodo, el total de la población cesante e inactiva afectada por la cuarentena dispuesta en el país es de 698.000 personas, de las cuales el 53,3 por ciento son mujeres y el 46,7 por ciento son varones.

Aparicio y Silva coincidieron en implementar las buenas prácticas con enfoque de género, como la inclusión de la mujer en la era digital, promover el financiamiento preferencial para emprendedoras, promoción de políticas de comercio exterior con perspectiva de género, proteger y ampliar el empleo productivo y buscar la equidad salarial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here