El déficit de EE.UU. alcanza su máximo histórico mensual

Image by Larry White from Pixabay

Por Ken Bredemeier – Washington D.C. – El gobierno estadounidense, que debe hacer frente a un repunte en los casos de coronavirus y su impacto económico, reconoció haber incurrido en su mayor déficit mensual durante junio, unos 864.000 millones de dólares, lo cual es más del doble de lo que el país normalmente ha registrado anualmente a lo largo de su historia.

El déficit se produjo luego que la Casa Blanca y el Congreso autorizaran billones de dólares en masivos programas de alivio financiero para combatir el impacto del coronavirus, en momentos en que más de 40 millones de estadounidenses han sido despedidos y se ha reducido el gasto privado, lo cual significa una menor recaudación de impuestos.

La cifra de junio superó el previo récord mensual, de 738.000 millones en abril, cuando el coronavirus empezaba a expandirse por todo el país.

Ahora, mientras la hoja financiera del gobierno muestra cifras en rojo mes tras mes, el país afronta un creciente número de infecciones de coronavirus, más de 60.000 diarios en los últimos días.

Mientras la Casa Blanca y el Congreso deliberan cuánta más ayuda enviarle a los trabajadores desempleados, si alguna, también están considerando cuánta ayuda enviar a los negocios en problemas, así como a los gobiernos estatales y locales.

Algunos legisladores republicanos conservadores han expresado su preocupación de agregar más a la ya de por sí abultada deuda de largo plazo, que ahora suma más de 26 billones de dólares.

Durante los primeros nueve meses de este año fiscal, que empezó el 1 de octubre, el déficit sumó 2,74 billones de dólares, también un récord para un período de tres trimestres de un año fiscal.

La Oficina de Presupuestos del Congreso predice que para este año, el déficit alcanzará los 3,7 billones, fácilmente superando el previo récord anual de 1,4 billones en el 2009, un momento en el que el gobierno aprobó programas de alivio para combatir la recesión que empezó un año antes, en el 2008.

Casi todos los años, Estados Unidos se preocupa de su creciente deuda a largo plazo cuando su déficit ha superado el billón de dólares. Pero Estados Unidos ya ha gastado dos billones de dólares más de lo recaudado en impuestos entre abril y junio.

El Congreso aprobó, y el presiente Donald Trump firmó 2 billones de ayuda ante el coronavirus en marzo. Incluyó pagos de 600 dólares semanales a las personas que quedaron en el desempleo, una ayuda adicional que vence a finales de julio, y un pago único de 1.200 dólares para la mayoría de los adultos del país.

La ayuda buscaba apuntalar la economía y ayudar a los estadounidenses afrontar los efectos de la pandemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here