Enfrentan crisis de hidrocarburos en Bolivia

Image by IADE-Michoko from Pixabay

René Quenallata

La Paz, Bolivia (Xinhua).- Ante la crisis que vive el sector de hidrocarburos en Bolivia por la baja del precio del crudo, merma de reservas y la pandemia del nuevo coronavirus, expertos plantearon hoy algunas claves y desafíos que pasan por un plan de emergencia, modificaciones al régimen fiscal, ampliación de mercados, incentivos a las inversiones, entre otros.

El gobierno interino de Bolivia apoyado por la oposición impulsó desde junio pasado la realización de la Agenda de Reactivación de Hidrocarburos, que concluyó el viernes, a fin de delinear políticas y estrategias ante la crisis que vive el sector.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, admitió el viernes en el evento de presentación de resultados, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra (este), la complicada situación por la que pasa el sector, que incluye la disminución de las reservas de gas natural y líquidos, la baja de precios, la merma de las exportaciones, la ausencia de inversión, y la escasa exploración.

Ante este panorama, el ex presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y ex secretario de Energía, Mauricio González Sfeir, manifestó a Xinhua que Bolivia debe replantear su política hidrocarburífera con el nuevo gobierno que salga de las elecciones de octubre próximo.

Para ello, proyectó algunos desafíos en el corto plazo, tomando en cuenta que el gas es el principal brazo económico para la reactivación económica del país tras la pandemia y sus efectos sociales y económicos.

En esa línea, el experto petrolero propuso trabajar en políticas orientadas a la recuperación de los niveles de reservas y de producción, que permitan mantener la exportación de gas natural cumpliendo los compromisos y asegurando los mercados para la producción de gas natural, y replantear la estrategia de industrialización del gas natural.

Además, consideró urgente diseñar un plan de emergencia para incrementar la producción de petróleo y gas en el plazo inmediato, incluyendo una mayor producción de los campos existentes mediante tecnologías de explotación racional, y pidió revisar las ocho adendas al contrato de compra-venta de gas natural entre YPFB y Brasil de 1996, suscritos entre 1998 y 2020.

Llamó también a verificar las implicaciones de las mismas y las opciones estratégicas para la negociación de la ampliación de ventas de gas natural a Brasil a futuro, pero también con Argentina.

González demandó además revisar las inversiones desarrolladas por YPFB Andina, YPFB Chaco y YPFB Transportes con los recursos de la capitalización y otros.

Asimismo, sugirió replantear los contratos suscritos con el Estado boliviano para los principales campos de petróleo y gas natural que hoy están en producción, incluyendo los costos recuperables, la perforación de pozos de desarrollo o exploración.

En este escenario, el analista e investigador de la Fundación Jubileo, Raúl Velásquez, manifestó a Xinhua hoy que las normas vigentes en Bolivia no incentivan la inversión en exploración, y prueba de ello es que desde el año 2006 las inversiones estuvieron orientadas en la explotación y construcción de plantas, muy poco en la exploración.

Sobre las condiciones del régimen fiscal, regalías e Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), que otorgan al Estado un 70 por ciento de la renta petrolera, promueven la exploración cuando se trata de un “megacampo” y se deja de lado los pequeños.

“Por eso es mínima la inversión en campos pequeños o medianos con tan elevado régimen fiscal”, dijo.

En consecuencia, el investigador planteó como clave hacer algunos ajustes a la Ley de Hidrocarburos vigente para incentivar la inversión.

De igual forma, consideró oportuno replantear la política de industrialización del gas y buscar nuevos mercados en la región al margen de Brasil y Argentina, como fundamental para acomodar la producción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here