Expertos y gobierno destacan reactivación de inversión pública para dinamizar economía en Bolivia

Изображение Gerd Altmann с сайта Pixabay

Por René Quenallata Paredes

La Paz, Bolivia (Xinhua).- La reactivación de la inversión pública en Bolivia, paralizada en la gestión interina y la crisis del coronavirus, fue considerada crucial por expertos, empresarios y el gobierno para dinamizar la economía del país.

La ministra de la Presidencia, María Nela Prada, anunció el viernes que su gobierno determinó reactivar la inversión pública en el país con la finalidad de impulsar la economía y, sobre todo, generar empleo para enfrentar la multicrisis.

“En este momento ya se han tomado varias medidas económicas y se está volviendo a reactivar la inversión pública, porque es un dinamizador total de la demanda interna, genera empleo y permite inyección de recursos”, dijo la funcionaria a los periodistas en instalaciones de la Casa Grande del Pueblo.

Comentó que el Ministerio de Economía determinó una caída de la inversión pública este año de 2.000 millones de dólares respecto del 2019.

La inversión pública se incrementó 10 veces, de 629 millones de dólares en 2005 a 6.568 millones de dólares en 2019 en el gobierno del entonces presidente Evo Morales, destinados a dinamizar su crecimiento económico a través de la industrialización, obras de desarrollo productivo, infraestructura y proyectos sociales, según datos del Ministerio de Planificación.

Por su lado, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, dijo a Xinhua el viernes que es crucial recuperar la inversión pública por sus efectos multiplicadores en la economía boliviana.

Empero, manifestó que también se debe trabajar en recuperar la inversión privada garantizando la seguridad jurídica y con incentivos.

“Necesitamos seguridad jurídica, necesitamos un clima de inversiones adecuado, necesitamos dialogar con el gobierno para seguir contribuyendo en la recuperación del crecimiento”, afirmó Kempff.

Además, consideró que los empresarios están dispuestos a trabajar y a invertir, por lo que requieren que el gobierno “inyecte esa liquidez para reactivar la economía”.

Bolivia prevé cerrar este año con una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de 8,4 por ciento, según el “Programa Financiero 2020-Segunda Revisión” suscrito el 7 de diciembre entre el Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia (BCB).

Estas nuevas previsiones también señalan que Bolivia tendrá un considerable déficit fiscal de un 12,3 por ciento del PIB, que es uno de los más grandes de las dos últimas décadas.

A su vez, el analista económico, administrador de empresas, experto en planificación y docente de investigación de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Oscar Heredia, destacó que la inversión pública es uno de los principales factores que impulsan el motor del crecimiento de Bolivia, que se reprodujo en empleo, reducción de la pobreza e impulsó el crecimiento económico.

En consecuencia, enfatizó a Xinhua que la inversión pública se constituye en clave dentro del Modelo Económico Social Comunitario y Productivo aplicado desde 2006.

Para el economista, los recursos de inversión pública permitieron también impulsar la industrialización de los recursos naturales, como la urea en la planta de Bulo Bulo (centro); el potasio en Uyuni con el proyecto estatal del litio, en Potosí (sudoeste); la exportación de electricidad y la fábrica de cemento, entre otros.

En síntesis, Heredia manifestó que la inversión pública millonaria debe seguir siendo “el motor” del crecimiento económico de Bolivia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here