La innovación digital clave para reactivar economía en Bolivia

Imagen de Karolina Grabowska en Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua).- La enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) debe convertirse en una oportunidad para imponer la transformación digital en Bolivia, como complemento esencial de la reactivación de su economía, orientada a combatir los efectos catastróficos que provoca la pandemia sobre los indicadores macroeconómicos, consideraron expertos y empresarios.

El mundo implantó las medidas de contención del virus basadas esencialmente en el distanciamiento social con diferentes intensidades, es decir, la restricción de las actividades, de horarios, la cuarentena o hasta el confinamiento con auxilio de la fuerza pública, dejando la actividad económica y financiera en pausa a falta de una cultura digital.

El economista, columnista y gerente general del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, dijo a Xinhua que la crisis de la COVID-19 dejó a Bolivia en una situación económica muy difícil, por no estar preparada en diferentes áreas para enfrentar una pandemia como la que vive el mundo.

En el tema transaccional financiero, para los negocios, la productividad y la banca, los emprendimientos se ven obligados a apelar a la tecnología y la digitalización. “Tenemos que acelerar estos cambios hacia la cultura digital, para apoyar la reactivación económica en medio de la pandemia, y enfrentar con mayor solvencia las consecuencias del coronavirus”, añadió.

Consideró que, así como la cuarentena acelera la adopción de la banca digital, es fundamental impulsar fuertemente el comercio electrónico (e-commerce), el delivery (reparto o entrega) y otras actividades para fortalecer la dinámica interna de la economía.

Por su lado, Fernando Vargas Rodas, presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, en entrevista con un medio televisivo, manifestó este miércoles que el resultado de la paralización “abrupta” de actividades productivas inflige serios daños a la economía por la ruptura de la cadena de pagos, el desabastecimiento, el cierre de empresas, el desempleo, la paralización de la actividad productiva, las exportaciones, las importaciones, entre otros.

Para el experto, la gama de medidas que pretenden estimular no sólo la demanda, inyectando liquidez a la economía, sino también la oferta, en procura de mantener vivo el tejido empresarial, tiene que complementarse con la tecnología y el desarrollo de plataformas por vía internet, para evitar el contacto directo y mantener la distancia social.

Vargas dijo que muchos países europeos y asiáticos supieron enfrentar positivamente este momento de crisis sanitaria mundial, no sólo por el factor cultural, sino esencialmente por el grado de digitalización de su economía.

A decir del economista, varios países no necesitaron “estrangular” su economía para reducir los contagios, pues las operaciones y transacciones por un tema de productividad ya no son presenciales sino vía “online”.

El empresario y presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, señaló a Xinhua, este miércoles, que el momento requiere de acciones imaginativas y tomar en cuenta que más del 90 por ciento en Bolivia ya apela al internet y, por tanto, aprovechar para la digitalización de la economía.

“La pandemia ha paralizado casi todas las actividades productivas en el mundo entero, lo que derivará en una recesión económica generalizada, y en Bolivia hay que aplicar medidas para que la economía se recupere”, agregó.

A ese respecto, dijo que el sector empresarial está convencido de que estos “duros golpes” permitirán reinventar acciones hacia la economía de la digitalización, la llamada Economía 4.0, que implica la nueva revolución que combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integran en las organizaciones, las personas y los activos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here