Recuperación de la riqueza tras la pandemia en EE.UU.

Imagen de pasja1000 en Pixabay

(VOA News).- La riqueza de los hogares estadounidenses se recuperó en el último trimestre a un nuevo récord, mientras la bolsa de valores se recuperaba rápidamente de un colapso ocasionado por la pandemia en marzo. Pero la recuperación fluyó básicamente hacia los hogares más adinerados, aún mientras decenas de millones sufrían pérdidas de empleos y menores ingresos.

La Reserva Federal dijo el lunes que el valor neto de los hogares estadounidenses subió casi un 7% en el trimestre de abril a junio a un total de 119 billones de dólares. Esa cifra se había encogido a 11,3 billones en el primer trimestre, cuando el coronavirus azotaba la economía y colapsaba los precios de las acciones.

Desde entonces, el índice S&P 500 ha recuperado su récord en alza, antes de perder un poco de terreno este mes. Estaba en alza un 2,8% para este año, de acuerdo a los resultados del viernes. El Nasdaq, muy dependiente de los negocios digitales, ha aumentado más de un 20% este año.

La recuperación plena de riqueza aún mientras la economía solo ha recuperado una mitad de los empleos perdidos en la recesión ocasionada por la pandemia, subraya lo que muchos economistas ven como la creciente inequidad económica de Estados Unidos.

Datos recopilados por el grupo de investigaciones Opportunity Insights muestran que la tercera parte que recibe los salarios más altos, han casi recuperado plenamente de la recesión, mientras la tercera parte con los salarios más bajos siguen en un 16% por debajo de los niveles previos a la pandemia.

La información sobre la riqueza “subraya las inequidades en la recuperación en el sentido que trabajadores con ingresos altos no solo tienen trabajos que en la mayoría de los casos siguen disponibles, sino que ellos también tienen ahorros que han continuado creciendo”, dijo John Friedman, un economista de Brown
University, que es también director de Opportunity Insights.

El 10% más rico de los estadounidenses tienen más propiedades que dos terceras partes de la riqueza de todo el país, según información federal hasta el mes de marzo, el más reciente período para el que se tiene información disponible. El más alto 1%, es dueño del 31% del total de la riqueza.

Posibles recortes de gastos

La pequeña reserva financiera de la mayoría de los hogares podría obligar a muchos consumidores a recortar sus gastos en los próximos meses, ahora que la ayuda financiera gubernamental como los beneficios ampliados por desempleo se han agotado. Cualquier recorte significativo en el gasto, ocasionaría un debilitamiento de la economía.

La riqueza de los hogares refleja el valor de las casas, más cuentas bancarias, acciones, certificados de inversiones y otros activos, menos las deudas de hipotecas, créditos para vehículos, tarjetas de créditos y otros prestamos. (Estas cifras no están ajustadas por inflación).

Durante el trimestre de abril a junio, el valor de los portafolios de acciones de los estadounidenses aumentó en 5,7 billones de dólares, según la Reserva Federal, El valor de las viviendas aumentó en 500.000 millones.

Aumento en los ahorros

Los estadounidenses también aumentaron drásticamente sus ahorros durante el ultimo trimestre, posiblemente reflejando un recorte en el gasto de los consumidores más adinerados que estaban nerviosos por la amenaza de la pandemia a la economía. La ayuda del gobierno federal en la forma de cheques por 1.200 dólares y beneficios semanales por desempleo por 600 dólares semanales también pudieron permitir a familias de menores ingresos poder ahorrar algo. Pero esa ayuda federal ya se ha agotado.

La cantidad de dinero en cuantas de cheque saltó un 33% a 1,8 billones de dólares. Las cuentas de ahorro subieron en un 6,1 % a 11,2 billones de dólares.

El presidente de la Reserva Federal Jerome Powell ha expresado reiteradamente preocupación por la creciente inequidad en la economía estadounidense y la semana pasada dijo que podría estar inhibiendo el crecimiento.

“Esas son cosas que detienen nuestra economía”, dijo Powell en una rueda de prensa. “Si queremos tener el mayor resultado potencial y el mejor resultado para nuestra economía, necesitamos que la prosperidad esté muy ampliamente distribuida”.

Pero muchos analistas dicen que las políticas de la Reserva han sin quererlo contribuido a la inequidad al beneficiar desproporcionadamente a los inversionistas en acciones de la Bolsa. El equivalente al banco central estadounidense ha recortado su tasa de interés de corto plazo a básicamente cero y está comprando mensualmente unos 80.000 millones en bonos del
Tesoro. Ambas medidas han contribuido a mantener bajas de las tasas de interés, incentivando a los inversionistas a meter su dinero en acciones, que han ayudado a subir los precios de las acciones.

Powell y muchos economistas han dicho que otro paquete de alivio financiero aprobado por el Congreso dinamizaría la economía y ayudaría a reducir la inequidad, porque el Congreso puedo proveer pagos directos adicionales y más ayuda por desempleo. Pero aún no hay señales de un acuerdo en el Congreso.

Disparidad racial

La información publicada el lunes por la Reserva Federal señaló las enormes brechas en riqueza a lo largo de las líneas raciales. Los hogares blancos eran a finales de marzo dueños de casi el 85% del total de la riqueza. Los hogares afroamericanos eran dueños del 4,4%, mientras los hispanos de un 3,2% de la riqueza.

Recursos financieros más pequeños significan que muchos hogares no blancos se ven obligados a reducir drásticamente sus gastos tras la pérdida de un empleo o la reducción de sus ingresos. Una investigación de los economistas Peter Ganong t Damon Jones, de la Universidad de Chicago, encontró que los afroamericanos recortaron sus gastos en un 50% más que los blancos al afrontar reducción de ingresos similares. Los hispanos redujeron sus gastos en más del 20%.

Aún con la riqueza de los hogares en un punto alto récord, millones de personas aún afrontan la amenaza de ser desalojados de sus viviendas o de pasar hambre. Un reporte de la Reserva dado a conocer el viernes encontró que casi una cuarta parte de los adultos dijo que sus familias habían recibido alguna forma de ayuda económica desde el inicio de la pandemia, fueran beneficios por desempleo, estampillas para alimentos o donaciones de aumentos de grupos caritativos.

Casi 23 millones de adultos viven en hogares en los que en algún punto de los últimos siete días no había nada para comer, según una encueta del Buró del Censo.

La recuperación en riqueza “no es suficiente para decir que la economía se ha recuperado”, dijo Jones, “Gente ha perdido sus empleos, están trabajando menos porque es peligrosos y riesgoso y sus horarios han sido recortados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here