Evacuaciones en la costa de EE.UU. antes de llegada de Laura

Pexels

Voz de América .- Miles de personas recibieron el martes la orden de evacuar las costas de Texas y Louisiana luego de que la tormenta Laura se fortaleciera y se convirtiera en un huracán que podría golpear la zona con vientos feroces e inundaciones fatales.

A más de 385.000 residentes se les dijo que huyeran de las ciudades texanas de Beaumont, Galveston y Port Arthur, y aún más recibieron la orden de evacuar las tierras bajas del suroeste de Louisiana, donde los pronosticadores dijeron que una marea de tempestad de más de 3,35 metros de altura (11 pies), coronada por olas, podría sumergir ciudades enteras.

El Centro Nacional de Huracanes proyectó que Laura se convertirá en huracán de categoría 3 antes de que su ojo toque tierra, con vientos de alrededor de 185 km/h (115 mph), capaces de causar daños devastadores, independientemente de los daños que puedan causar las marejadas ciclónicas.

“El asunto principal es que vamos a tener un huracán muy fuerte que tocará tierra el miércoles por la noche o el jueves temprano”, dijo el martes el subdirector del Centro Nacional de Huracanes, Ed Rappaport.

Peligro de inundaciones desde Texas hasta Mississippi

Los meteorólogos dijeron que el agua del Golfo de México podría subir de nivel a lo largo de un tramo de costa de más de 724 kilómetros (450 millas) desde Texas hasta Mississippi. Se emitieron advertencias de huracán desde San Luis Pass, Texas, hasta Intracoastal City, Louisiana; así como advertencias de marejada ciclónica desde el sistema de protección contra inundaciones de Port Arthur, Texas, hasta la desembocadura del río Mississippi.

Mientras vientos cruzados desbarataban a Marco, que todavía empapaba la región con lluvias fuertes, había poco que evite que Laura gane fuerza. Casi todas las simulaciones por computadora en las que se basan los pronosticadores muestran un fortalecimiento rápido en algún momento de los próximos días.

“Las aguas son lo suficientemente cálidas en todas partes para alimentar un huracán mayor, de categoría 3 o incluso superior. Las aguas son muy cálidas donde está la tormenta ahora y lo serán durante todo el trayecto hasta la costa del Golfo”, dijo Rappaport.

Laura pasó por Cuba como tormenta tropical después de provocar al menos 11 muertes en República Dominicana y Haití, donde causó apagones e inundaciones en las dos naciones que comparten la isla de La Española. Según los informes, las muertes incluyeron a una niña de 10 años en cuya casa cayó un árbol y una madre y un hijo pequeño que fueron aplastados por una pared que se derrumbó.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, dijo que estado se está preparando. Las autoridades advirtieron a los barcos camaroneros y pesqueros que los amarren en los puertos y colocaron banderas rojas en las playas para advertir a los bañistas.

A las cuatro de la madrugada del martes, Laura se encontraba alejándose de Cuba con rumbo Oeste Noroeste a una velocidad de traslación de 28 kilómetros por hora. Por lo pronto seguía siendo una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here