Cómo aprovechar el aguinaldo y equilibrar gastos este fin de año

Imagen de Free-Photos en Pixabay

(Sputnik).- La Navidad y el fin de 2020 se acercan, una época de celebraciones, reuniones y encuentros, aunque sea por videollamadas en este año tan particular. La pandemia de COVID-19 no solo limita las salidas sino también los gastos, a raíz de su impacto en la economía. ¿Cómo disfrutar de las fiestas sin excederse con el dinero?

El año de la pandemia de COVID-19 se termina y, naturalmente, todos quieren aliviar el estrés de cuarentenas, contagios, recesiones y etc para tener unas lindas fiestas. La Navidad y el fin de año traen la oportunidad de proyectar un 2021 que, con suerte, dejará atrás algunas de las dificultades que el 2020 trajo.

Sin embargo, la crisis económica a raíz de la situación sanitaria requiere cautela especialmente en esta época. América Latina, en particular, es la región que más ha sido afectada por el desempleo: el Producto Interno Bruto (PBI) de las mayores economías del continente se ha contraído significativamente, si bien el Banco Mundial ve con buenos ojos su recuperación durante el año entrante.

Por ello, para gozar de las fiestas este año sin resacas morales, más allá de los recaudos sanitarios correspondientes, atención para no excederse en gastos. Para ello, nunca está demás repasar algunos consejos de expertos.

¿Qué hacer con el aguinaldo?

La mayoría de los trabajadores cobran a mitades de diciembre el aguinaldo, lo que, o bien puede invertirse en fiestas, regalos y viajes, o suponer una fuente de ahorros para tiempos difíciles.

En este sentido, los académicos Eufemia Basilio y Moritz Cruz, del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), son claros: sugieren destinar una parte del aguinaldo para un fondo de emergencia familiar y “prudencia” para el uso del resto.

“Antes se recomendaba ahorrar 10 o 15%; si pueden, ahorren 25 o 30%, porque seguramente la cuesta de enero será más difícil y tendrán con qué hacerle frente”, remarcó Basilio durante la conferencia universitaria titulada “¿Cómo organizar los gastos de fin de año?”.

En el mismo sentido lo sugieren desde el diario español El País: una fórmula infalible, asegura el periodista de economía mexicano Armando Aguilar, es 50% para liquidar deudas, 30% para gastos personales (como ropa y regalos) y 20% destinarlo al ahorro.

En tanto, Moritz Cruz subrayó que las familias deberían organizar los gastos del año entrante y evaluar elementos como “racionalizar el consumo: analizar qué cosas pueden reutilizarse, qué gastos aplazar.

¿Qué hay que evitar?

En la conferencia de la UNAM se precisaron algunos de los puntos más relevantes a evitar en el manejo económico de estas fiestas.

Evitar contraer deudas de consumo, por ejemplo, a través de tarjetas de crédito;

No abusar de las compras innecesarias solo porque hay descuentos: evaluar si aquello a adquirir es realmente indispensable;

Evitar endeudamiento en monedas extranjeras, por ejemplo, mediante préstamos;

Siempre dentro de las posibilidades, buscar recortar gastos y procurar generar ahorro.

Cómo organizar las fiestas: guía práctica

En tanto, el periódico Comercio de Perú elaboró una guía práctica para organizar los gastos para esta Navidad y fin de año. Entre los tips que recogen, destacan el orden en primer lugar: hacer un listado de gastos según las prioridades.

Luego, conforme el presupuesto familiar, determinar cuánto repartir entre regalos, comida, servicios y qué porcentaje ahorrar.

Del mismo modo lo sugiere Aguilar: “Si es posible, ahorra”, escribió. Para ello, recomienda también hacer una lista de las cosas indispensables para las fiestas y comprarlas con un tiempo de anticipación suficiente como para poder comparar precios y tomar mejores decisiones.

Por otra parte, en el diario peruano también se destaca la importancia de, en un mediano plazo, pagar las deudas pendientes de la familia, ya sea con bancos, prestamistas o tarjetas de crédito. Para ello sugieren trazar metas:
por ejemplo, proponerse qué deudas cerrar en un periodo de tres meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here