En Ecuador gobierno investiga irregularidades en el manejo de cadáveres

Image by OpenClipart-Vectors from Pixabay

Washington, EEUU VOA News abril.- El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, pidió el miércoles que se abriera una investigación sobre el presunto mal manejo de cadáveres en las morgues de los hospitales en Guayaquil, tras denuncias de familiares sobre dificultades para retirar a sus muertos en medio de la pandemia.

En la denuncia oficial se advierte sobre las quejas de familiares en redes sociales y medios de comunicación locales respecto a que en las morgues de hospitales públicos no han logrado ubicar de manera rápida a los cuerpos y, en otros casos, incluso se ha confundido la identificación formal de los mismos.

“No permitiremos que nadie sea sepultado sin su identificación. ¡Son hermanos que merecen un adiós con dignidad!”, dijo Moreno en su cuenta de Twitter, donde incluyó la denuncia presentada a la Fiscalía del país por Jorge Wated, su delegado para el manejo de cadáveres durante la crisis.

Dispuse a @JorgeWated poner una denuncia en @FiscaliaEcuador para que se investigue el mal manejo de fallecidos en las morgues de los hospitales. No permitiremos que nadie sea sepultado sin su identificación. ¡Son hermanos que merecen un adiós con dignidad! #EcuadorUnido🇪🇨 pic.twitter.com/YJqYEtagkQ

Ecuador reportó el miércoles 4965 contagios y 272 fallecidos por COVID-19. Sin embargo, las cifras oficiales también cuentan otras 284 “muertes probables” por el coronavirus a nivel nacional, lo que puede elevar la cifra total de defunciones a 556.

El propio Moreno reconoció la semana pasada que, en la provincia de Guayas, donde está la ciudad de Guayaquil, epicentro del contagio en el país, los muertos podrían llegar a unos 3.500. El Gobierno habilitó un cementerio de emergencia para enterrar a los fallecidos y la alcaldía de la ciudad anunció la construcción de dos camposantos adicionales.

En Guayaquil se han registrado problemas para el levantamiento de cadáveres en hogares, una saturación en las morgues de los hospitales públicos y el colapso de los servicios exequiales por la demanda y las duras restricciones de movilidad en el país.

El Gobierno colocó contenedores refrigerados en varios hospitales como morgues temporales para depositar a muertos en medio de la pandemia hasta que puedan ser enterrados.

En Guayaquil también se han registrado denuncias de aumento de precios de ataúdes y de servicios funerarios en la ciudad. La ministra del gobierno, en respuesta a una pregunta de la Voz de América, dijo el jueves en una rueda de prensa que se anunciará una regulación para que se puedan aplicar sanciones a los negocios que incrementen los precios “en funerarias, crematorios y cementerios:”

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, aseguró el martes que destituyó a un funcionario que había solicitado un pago de dinero a los familiares de las víctimas en un hospital público de Guayaquil a cambio de entregarles los cuerpos.

“Vergonzoso, indignante e intolerable. He dispuesto la destitución de este individuo y el inicio de las acciones legales pertinentes para que este caso no quede en la impunidad”, explicó en una rueda de prensa virtual.

[Con información de Néstor Aguilera]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here