La importancia de una buena noche de sueño en tiempos de COVID-19

Imagen de Claudio_Scott en Pixabay

(Sputnik).- Así como una buena alimentación y la práctica de ejercicios físicos, el sueño es la base de la salud y la longevidad. Dormir pocas horas cada noche podría tener impactos catastróficos en la inmunidad de tu organismo.

“Una de las principales [funciones del sueño] es mantener la inmunidad al nivel adecuado. El sueño y la inmunidad son casi sinónimos”, afirmó el director del Centro de Medicina del Sueño de la Universidad Estatal de Moscú, Alexandr Kalinkin, en una entrevista con la radio Govorit Moskva.

Al no dormir la cantidad necesaria de horas para que el organismo se recupere, una persona aumenta significativamente las posibilidades de padecer alguna infección, algo especialmente preocupante en el contexto actual de la pandemia de coronavirus.

“Con una reducción del sueño, la inmunidad disminuye drásticamente y la probabilidad de contraer alguna infección viral, si una persona duerme menos de cinco horas al día, en comparación con aquellos que duermen más de siete horas diarias, es más del 250%. El sueño es muy importante, proporciona nuestra inmunidad”, subrayó Kalinkin.

Para mantener el buen funcionamiento del sistema inmune, lo recomendable para los adultos es dormir entre siete y nueve horas al día, recordó Kalinkin.

El médico señaló que la mejor opción es levantarse y acostarse a la misma hora, sea ya entre semana o en los fines de semana. Kalinkin apuntó, además, que lo mejor es despertarse naturalmente, sin la ayuda de un despertador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here