Secuelas en pulmones, corazón e hígado: ¿solo la punta del iceberg que deja el coronavirus?

Image by Engin Akyurt from Pixabay

(Sputnik) mayoFatiga, dificultad respiratoria y dolor corporal podrían ser algunas de las secuelas que deje el coronavirus en los cuerpos de las personas que han padecido la enfermedad.

Mientras pasan los días más información se va reuniendo y divulgando sobre el coronavirus. Primero se amplió la lista de síntomas y ahora se empiezan a detallar posibles afectaciones que podrían sufrir las personas que han superado la enfermedad, hasta el momento 1.471.885 alrededor del mundo.

De acuerdo a un reportaje del medio de comunicación Bloomberg, estudios a pequeña escala realizados en Hong Kong y Wuhan, muestran que el coronavirus puede dejar daños en distintas partes del cuerpo, desde los globos oculares, el intestino, los riñones y hasta los dedos de los pies. Las actuales investigaciones están teniendo como referencia a pacientes que superaron epidemias similares del pasado como el SARS, que apareció y se extendió entre 2002 y 2003.

“Estos datos demostraron que los pacientes con SARS recuperados tenían una mala calidad de vida 12 años después de la recuperación, y eran susceptibles a inflamación, tumores y trastornos metabólicos de glucosa y lípidos”, alertan los investigadores en este reportaje de la periodista Lisa Du.

Según este trabajo periodístico, en Hong Kong, las autoridades hospitalarias han monitoreado a pacientes que sufrieron de COVID-19 y que fueron dados de alta hace dos meses. De acuerdo a lo revelado por Owen Tsang, director médico del centro de enfermedades infecciosas del Hospital Princess Margaret, varios de los sobrevivientes presentaba una función pulmonar por debajo del rango normal.

En otro estudio citado por Bloomberg, las tomografías computarizadas que se hicieron durante un mes a 90 pacientes de Wuhan que tuvieron coronavirus permitió determinar que 70 de estas personas que fueron dadas de alta, 66 presentaban anormalidades pulmonares residuales. Un análisis de médicos del Centro Médico Cedars-Sinaí en Los Ángeles, que basaron su investigación en pacientes de Italia y China, también muestra las complicaciones cardíacas crónicas que podrían surgir en los pacientes que superaron el COVID-19.

“Esto es tan nuevo que no creo que nadie pueda decir cuál es el porcentaje de pacientes que se recuperarán, cuál es el porcentaje de pacientes que no se recuperarán y tendrán una secuela a largo plazo”, advierte Michelle Biehl, médico pulmonar en la Clínica Cleveland en Ohio.

En España, el pasado 9 de mayo, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, fue hospitalizado de urgencia por varios trombos en las piernas y en los pulmones como posible consecuencia del coronavirus que le fue detectado el 10 de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here