Seis alimentos que debes evitar si padeces dolores de cabeza

Фото автора Andrea Piacquadio: Pexels

(Sputnik).- La mayoría de las personas sufre dolores de cabeza de diferentes tipos. Este malestar puede ser causado por una variedad de motivos, como cambios de estación, presión atmosférica, régimen malo del sueño o dieta inadecuada. La última causa puede ser erradicada con tan solo reducir el consumo de algunos alimentos.

Uno de los primeros cambios que deben realizar los pacientes con dolores de cabeza es tratar de comer cada tres horas, señalan los expertos.

“Cuando estamos muchas horas sin comer se producen bajadas de glucosa que pueden provocar dolor de cabeza, además de que si comemos a menudo evitaremos las digestiones pesadas porque ingeriremos menos cantidad”, explica Sandra Vaquera, nutricionista de Mediterranean Restaurant, un servicio de alimentación saludable en línea.

Otro paso en cuanto a la dieta es evitar determinados alimentos si padecemos dolores de cabeza, afirma la especialista.

Queso azul

Los lácteos en general y los quesos curados y fermentados son ricos en histaminas, unas moléculas derivadas de un aminoácido esencial, la histidina, que participan en numerosas funciones fisiológicas. Por ejemplo, está involucrado en las respuestas locales del sistema inmunitario, regula funciones normales en el estómago y actúa como neurotransmisor en el sistema nervioso central.

Un déficit de diaminooxidasa (DAO), la hormona que metaboliza las histaminas, puede dar lugar a grandes concentraciones de estas moléculas en sangre, que tienen un efecto vasodilatador.

Para prevenir y aliviar los dolores de cabeza es fundamental evitar el consumo de alimentos ricos en histaminas, advierten los expertos.

Cítricos

Los cítricos como naranjas, pomelo, limones y lima son también muy ricos en histaminas, por lo que hay que reducir su consumo si padece dolores de cabeza.

“Es habitual que el consumo de cítricos, tan habitual en invierno, tenga un efecto vasodilatador que provoque dolores de cabeza”, señala Vaquera, citada por el periódico La Vanguardia.

Café

Tomar tres o más tazas de café al día puede provocar dolor de cabeza en pacientes con migraña episódica, según una investigación publicada en The American Journal of Medicine.

No obstante, reducir el consumo de cafeína también puede asociarse con dolores de cabeza.

Otro estudio, realizado por la Clínica Diamond Headache de Chicago (EEUU), por su parte, señala que la cafeína puede ser por sí sola tan efectiva contra el dolor de cabeza como algunos analgésicos. No obstante, la duración de sus efectos sería menor, entre 45 minutos y hora y media.

Aguacate

Pese a su alto contenido en ácidos grasos cardiosaludables los aguacates también son ricos en histaminas, por lo que es mejor retirarlo de la dieta de las personas propensas a dolores de cabeza.

Vino tinto

Si bien el vino tinto es una bebida rica en histamina, los especialistas instan a los pacientes con dolores de cabeza a excluir el consumo de cualquier alcohol.

“Además de rico en histaminas, el alcohol es hipoglucemiante, de manera que nunca es recomendable”, explica el nutricionista de Medicadiet, Álvaro Sánchez.

Vaquera, por su parte, señala que la única bebida que hay que elegir es el agua, ya que la deshidratación también puede dar lugar a dolores de cabeza.

Embutidos

Los embutidos son muy ricos en histaminas y tienen un alto contenido en grasas saturadas. Eso podría incluso causar ciertos tipos de cáncer, de acuerdo con la OMS.

Además, los embutidos “provocan digestiones pesadas que pueden hacer que descansemos peor”, señala Vaquera, y recuerda que una buena higiene de sueño es uno de los factores fundamentales para prevenir
los dolores de cabeza.

Dieta baja en carbohidratos

Una dieta baja en carbohidratos “puede ser puntualmente una buena opción si deseamos perder peso y definir la musculatura, pero si se hace de golpe y sin unas pautas definidas puede dar lugar a dolores de cabeza”, señala la nutricionista.

Vaquera explica que el cuerpo responde con una hipoglucemia a la eliminación drástica de los hidratos de carbono y que “ese cambio tan brusco en los niveles de glucosa puede hacer que nos duela la cabeza, entre otros síntomas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here