Acuerdan implementar espacios de cuarentena

Canciller de Bolivia, Karen Longaric / Foto: RBI

La Paz, Bolivia 20 abril (ABI).- Las cancillerías de Bolivia y de Chile acordaron que 1.600 compatriotas, que están parados en las ciudades de Iquique y Antofagasta, concluyan la cuarentena por el coronavirus en territorio chileno, para lo que se implementarán albergues, asistencia médica y ayuda humanitaria.

La información fue difundida mediante un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

Para ello, el comunicado establece que la canciller Karen Longaric y su homólogo chileno Teodoro Ribera gestionaron la instalación de “albergues, asistencia médica y ayuda humanitaria para los 1.600 connacionales, que se encuentran varados en los territorios de Iquique y Antofagasta”.

El viernes, Longaric anticipó que un grupo de los connacionales que se encuentra en Iquique terminará la cuarentena por el virus en esa ciudad.

La medida se enmarca en el trabajo sostenido realizado en las últimas tres semanas por las Cancillerías de ambos países para lograr un ingreso seguro, gradual y ordenado de los compatriotas que se encuentran en el vecino país garantizando que tengan una estadía digna.

“El Gobierno de Bolivia ha puesto todos sus esfuerzos para garantizar el ingreso a territorio nacional de conciudadanos varados en el exterior, y al mismo tiempo precautelar la seguridad de 11 millones de bolivianos que guardan cuarentena dentro del país”, indica el documento.

En esa línea, la Cancillería boliviana informó que se acordó el reconocimiento de las cuarentenas realizadas por los ciudadanos bolivianos en Chile, supervisadas por los consulados de Bolivia y autoridades del vecino país cumpliendo las más rigurosas medidas de control médico y de bioseguridad.

Ante esto, dicho Ministerio precisó que en total 2.035 compatriotas retornarán a territorio boliviano, considerando los 400 que ya guardaron cuarentena en el campamento Tata Santiago, situado en la población fronteriza de Pisiga, siguiendo todos los protocolos de bioseguridad correspondientes.

En tanto, la Organización Internacional para las Migraciones (OMI) garantiza la alimentación saludable de todos los ciudadanos que cumplen el aislamiento para frenar la propagación del COVID-19.

Además, cuando los ciudadanos concluyan la cuarentena deberán portar la certificación expedida por las autoridades correspondientes, acreditando su cumplimiento y el resultado de la prueba del COVID 19, para aquellos casos que se considere necesario.

Dichas disposiciones fueron coordinadas y aprobadas en una conferencia telefónica, sostenida por los ministros de Salud de Bolivia, Marcelo Navajas, y de Chile, Jaime Mañalich.

En ese sentido, la Cancillería afirmó que ambos gobiernos continuarán dialogando y coordinando medidas de ayuda recíproca para contrarrestar los efectos de la pandemia. En esa línea, anunció que en los próximos días se suscribirá un acuerdo que recoja las gestiones realizadas y otros convenios de cooperación sobre el COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here