Proponen cortar beneficios de desempleo creados por COVID-19

0
5
Foto: Wikipidea

Washington (Xinhua).- Los republicanos del Senado de Estados Unidos publicaron el lunes su propuesta de ayudas de un billón de dólares por COVID-19, la cual incluye una reducción en los beneficios federales de desempleo, otra ronda de pagos directos de 1.200 dólares a individuos y protección para empresas y colegios.

Como parte del proyecto de ley de alivio por coronavirus de 2,2 billones de dólares aprobado a fines de marzo, el Congreso acordó proporcionar beneficios de desempleo adicionales de 600 dólares por semana, que vencen a fines de este mes.

El plan de los senadores republicanos reduciría los beneficios semanales adicionales de desempleo de 600 a 200 dólares, lo que podría ser un punto clave en las negociaciones con los demócratas, que han querido mantener el nivel de beneficios hasta enero.

La Casa Blanca y los republicanos han sostenido que los beneficios de 600 dólares han creado un desincentivo financiero para que las personas regresen al trabajo.

Este argumento fue refutado por algunos economistas, que creen que los empleadores no estaban contratando porque las empresas estaban cerradas con las medidas de quedarse en casa o porque carecían de demanda de los clientes. Sostienen que muchas personas están listas para trabajar independientemente de cuán generoso sea el seguro de desempleo.

“Los estadounidenses necesitan comprar alimentos y pagar el alquiler. Los republicanos no deberían estar discutiendo sobre los $600 por trabajadores en situación de desempleo”, escribió en Twitter la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California.

La Cámara controlada por los demócratas aprobó un paquete de alivio por coronavirus de 3 billones de dólares en mayo, pero no obtuvo la aprobación del Senado de mayoría republicana. Pelosi y otros líderes demócratas han estado culpando a los republicanos por los retrasos en el despliegue de su propuesta.

Los legisladores estadounidenses están bajo una gran presión para elaborar un nuevo paquete fiscal, ya que el resurgimiento de los casos de COVID-19 en todo el país amenaza con descarrilar la incipiente recuperación económica.

“Los republicanos han creado un marco serio. La pregunta es si los demócratas vendrán a la mesa de buena fe”, reseñó en Twitter el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, republicano de Kentucky.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here