Así se ve el coronavirus en las células bronquiales humanas

Photo by Fusion Medical Animation on Unsplash

(Sputnik).- Los investigadores estadounidenses han creado una imagen del virus SARS-CoV-2 en las células epiteliales bronquiales humanas, listo para transmitirse de una persona a otra.

La doctora Camille Ehre realizó un experimento en su laboratorio en la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte (UNC), en EEUU, con el fin de demostrar lo intensa que puede ser la infección de las vías respiratorias por el SARS-CoV-2.

El equipo de investigadores inoculó el virus del SARS-CoV-2 en células epiteliales bronquiales humanas, que fueron examinadas 96 horas más tarde mediante microscopía electrónica de barrido.

La coloreada imagen muestra células ciliadas infectadas con hebras de moco (amarillo) adheridas a las puntas de los cilios (azul). Los cilios son estructuras similares a un pelo en la superficie de las células epiteliales de las vías respiratorias que transportan el moco y los virus atrapados desde el pulmón.

Asimismo en la imagen aumentada se observa la estructura y la densidad de los viriones del SARS-CoV-2 (rojo) producidos por los epitelios de las vías respiratorias humanas. Los viriones son la forma completa e infecciosa del virus liberado en las superficies respiratorias por las células huésped infectadas.

“La producción de virus fue de aproximadamente 3×106 unidades formadoras de placa por cultivo, un hallazgo que concuerda con el alto número de viriones producidos y liberados por célula”, escribieron los autores.

La investigación ayuda a ilustrar el increíblemente alto número de viriones producidos y liberados por célula dentro del sistema respiratorio humano.
Según los científicos, la gran carga viral es una fuente de propagación de la infección a múltiples órganos de un individuo infectado y probablemente explica la alta tasa de transmisión de COVID-19 a otros.

Las imágenes son un argumento para que los individuos infectados y no infectados utilicen mascarillas para limitar la transmisión del SARS-CoV-2, aseguran.

Las imágenes se publicaron en New England Journal of Medicine.n

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here