Bolivia alcanza 52.218 casos de COVID-19

Image by leo2014 from Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua).- En más de cuatro meses, Bolivia alcanzó este miércoles 52.218 contagios de COVID-19 en medio de la polémica generada por el uso legal del dióxido de cloro para combatir la pandemia del nuevo virus.

El informe nocturno de cada jornada del Ministerio de Salud señala que, además, de los picos altos de contagio de casos nuevos de coronavirus, se registra el ascenso de decesos con un acumulado de 1.942.

Se destaca las 16.357 personas que vencieron al virus que representa el 31 por ciento, una cifra considerable respecto a los contagios.

En la última semana se evidenciaron no sólo el desborde de cifras, sino del colapso en hospitales, cementerios que ha obligado al gobierno interino de Bolivia a anunciar la intervención de clínicas privadas para la atención de enfermos con COVID-19.

La aprobación en el Senado del proyecto de ley del uso de legal del dióxido de cloro para combatir la COVID-19 en Bolivia, desató este miércoles una dura polémica entre el Ejecutivo, Legislativo y especialistas, en medio del desborde incontrolable de infectados con el nuevo virus que superó hasta la fecha 52.218 casos.

Los expertos del Comité Científico Nacional COVID-19 del Ministerio de Salud advierten de consecuencias por apelar a este compuesto y pidió hacer un profundo análisis para determinar su aplicación.

Pese a que el Ministerio de Salud prohibió el uso de este producto, varias gobernaciones como Chuquisaca (sur), La Paz (oeste), Oruro (oeste) y Cochabamba (centro), además, del Senado aprobaron medidas para la aplicación de este compuesto.

Debido a que la pandemia se extiende por el territorio nacional y afecta a más de 52.000 bolivianos, las personas comienzan a buscar diferentes opciones para tratar la COVID-19, pese a que los compuestos no son avalados internacionalmente ni se han comprobado su efectividad.

Inicialmente fue la ivermectina dentro de la lista de medicamentos esenciales y autorizados en Bolivia para que pueda ser usada en el tratamiento de pacientes con COVID-19.

Luego a fines de mayo, el Ministerio de Salud dio inicio al tratamiento de algunos pacientes con coronavirus con plasma sanguíneo ‘hiperinmune’, obtenido de contagiados con el virus que generaron anticuerpos y lograron recuperarse.

Ahora ingresó en debate el dióxido de cloro. La especialista e investigadora, Patricia Callispieri, sostuvo que “se está evidenciando más y más su efectividad (del dióxido de cloro) en todo rincón de Bolivia”.

De acuerdo con el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva Adrián Ávila, el uso de este producto puede provocar efectos secundarios a la salud de las personas y sugirió a la población evitar su uso.

El presidente del Colegio Médico paceño, Luis Larrea, calificó de “aberración” la actitud de los parlamentarios por emitir normas sin sustento científico.

Mientras se enfrascan en un debate por el uso de ciertos medicamentos, la pandemia sigue azotando principalmente a cuatro regiones bolivianas de los nueve departamentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here