Bolivia bordea 70.000 infectados de COVID-19

Imagen de rottonara en Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua).- A más de cuatro meses y dos semanas del primer caso de COVID-19 registrado el 10 de marzo en Bolivia, este país alcanzó hoy 69.429 casos de coronavirus en medio de contagios masivos incontrolables, hospitales públicos desbordados, cementerios colapsados, una crisis económica agobiante y anuncios de radicalizar nuevamente la cuarentena en algunos municipios.

El reporte nocturno habitual del Ministerio de Salud señala que, además de los cerca de 70.000 confirmados, se alcanzó a 2.583 decesos (3,7 por ciento) y 21.169 personas que vencieron a la COVID-19 que representa el 30,5 por ciento de total.

Los departamentos donde se torna incontrolable la pandemia siguen siendo Santa Cruz (este), Beni (noreste), Cochabamba (centro) y La Paz (oeste), en ese orden.

Son cuatro los departamentos, con el 90 por ciento del total, los más castigados con los contagios masivos en esta pandemia. Simultáneamente son regiones donde el sistema de salud pública no tiene abasto, lo que provocó en algunos casos que los muertos se registren en las calles y en domicilios, como evidencian imágenes de televisión.

Bolivia, además de sufrir el colapso de hospitales y cementerios, sufre carencias de medicamentos, oxígeno y pruebas para determinar los contagios de la COVID-19.

Los ministerios de Justicia y Salud decidieron emprender una estricta fiscalización de los precios de medicamentos para evitar la especulación sobre los precios de estos productos esenciales.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, informó que se aprobó un decreto supremo para fiscalizar y hacer prevalecer los derechos de los consumidores.

En ese marco, con el respaldo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Bolivia realizó la compra de más de 53.000 test para reforzar el trabajo de los laboratorios y detectar la COVID-19.

El primer paquete fue adquirido el 20 de julio y consistió en 28.200 test. La segunda compra, de 25.750 pruebas, llegó al país el viernes 24 de julio.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, propuso una cuarentena rígida en el municipio de al menos dos semanas a partir del 31 de julio para evitar que siga ascendiendo de manera vertiginosa la cifra de contagios, que a la fecha llegó 13.87 en todo el departamento paceño.

Empero, el gobernador de La Paz, Félix Patzi, indicó este domingo que la cuarentena total no evitó el incremento de contagios por coronavirus.

“La cuarentena total en el mundo ha demostrado que no es una política efectiva para contener contagios del avance de la COVID-19. Ahora es tiempo de atender en los hogares con su respectivo tratamiento médico”, escribió Patzi en su cuenta de Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here