Bolivia registra 68.281 infectados de COVID-19

Imagen de mattthewafflecat en Pixabay

La Paz, Bolivia (Xinhua).- En medio de la escasez de oxígeno para atenuar las complicaciones de la COVID-19, Bolivia alcanzó hoy sábado 68.281 infectados con el nuevo coronavirus, 2.535 decesos y 20.951 recuperado, lo que supone que los registros se han duplicado a lo largo de julio, informó el Ministerio de Salud.

De acuerdo con los datos, el 1 de julio había 34.227 infectados y ahora son 68.281, mientras los decesos a inicios de mes eran de 1.201 y ahora alcanzan ya los 2.535.
Este aumento muestra que en las últimas semanas se mantienen picos altos de la pandemia y no se ven aún el techo de la curva, tras cuatro meses y dos semanas de confirmarse los primeros casos en Bolivia.

La jornada del sábado marcó otro récord diario de casos nuevos, con 1.825 en los nueve departamentos bolivianos. La Paz (oeste) reportó la cifra más alta, 1.098 personas, y muy por debajo, se situó Santa Cruz (este), con 292 casos.

En medio de este ascenso, los hospitales en el país andino amazónico quintuplicaron la demanda de oxígeno y se mantiene la carencia de medicamentos para atenuar los efectos del virus.

Ante esta situación, los administradores de los establecimientos de salud comenzaron a comprar tubos y a recargarlos para atender a sus pacientes.

Este hecho, junto con la elevada demanda de personas particulares, dejó al mercado de las principales ciudades bolivianas sin este artículo, requerido por los pacientes que ya no pueden respirar a causa de las complicaciones que les genera la COVID-19.

René Sahonero, técnico del Ministerio de Salud, reconoció que esta carencia se debe al incremento excesivo de pacientes con coronavirus que tienen insuficiencia respiratoria y necesitan apoyo para continuar bombeando oxígeno a los pulmones.

“El problema hizo que ocurra una triple demanda excesiva de los hospitales y fue uno de los factores que disminuyó la cantidad de este producto en las ciudades”, añadió el funcionario.

A su vez, Fernando Romero, secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas Afines (Sirmes) de La Paz, señaló a la Xinhua este sábado que hay centenares de pacientes que requieren oxígeno y en muchos casos por falta de este elemento, se producen muchos fallecimientos.

Según Romero, se debe intervenir instituciones. “Si no hay oxígeno, deberían ir a las empresas y exigir la provisión de determinada cantidad. Cómo es posible que debamos llamarlos y esperar su llegada”, añadió.

Por otro lado, las organizaciones de farmacias niegan sobreprecio en los medicamentos y dicen que el problema es la falta de abastecimiento, después de que el Gobierno augurase un incremento de los precios.

Según explicaron los ejecutivos de las farmacias, se han acabado los medicamentos que son genéricos y solo tienen los de marca, que son más caros, y desde hace semanas colaboran con las autoridades de salud en una lista de precios.

La Asociación de Cadenas de Farmacias (ACAF), a través de su representante Leonardo Salvatierra, indicó este sábado que no existe sobreprecio en los medicamentos paliativos para la COVID-19 que ellos comercializan.

Los Ministerios de Justicia y Salud, entre tanto, decidieron emprender una estricta fiscalización de los precios para evitar la especulación.

El viceministro de Coordinación Gubernamental, Israel Alanoca, informó que se aprobó un decreto supremo para fiscalizar y hacer prevalecer los derechos de los consumidores.

Afirmó que se pudo constatar la elevación súbita de precios de fármacos, incluso a pesar de la vigencia del Decreto Supremo 4192 del 16 de marzo de 2020 que libera de impuestos a las importaciones de los medicamentos e insumos contra la COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here