El coronavirus está mutando y haciéndose más contagioso

Image by PIRO4D from Pixabay

(Sputnik).- El SARS-CoV-2, que causa la enfermedad COVID-19, puede haberse vuelto más contagioso al mutar. El virus podría estar adaptándose a medidas de contención como son el uso de mascarillas y el distanciamiento social.

Los científicos del hospital Metodista de Houston (EEUU) han publicado un estudio de más de 5.000 secuencias genéticas del coronavirus que revela la continua acumulación de mutaciones, una de las cuales puede haberlo hecho más contagioso, aunque no más letal.

Inicialmente, en Houston había cepas diferentes del virus, pero cuando la ciudad pasó de una pequeña ola inicial en marzo a un brote mucho mayor a finales de junio, el 99,9% de los enfermos tenían el virus con una mutación particular en la superficie —la D614G—. Allí, el aminoácido llamado ácido aspártico (D) fue sustituido por uno llamado glicina (G) en una región del genoma que codifica la proteína peplómera (en forma de espícula).

Los investigadores se fijaron en que los pacientes con esta cepa de coronavirus llevaban más partículas de virus que otras personas, lo que significa que probablemente fueran más infecciosos.

La propagación de esta cepa contagiosa del virus puede haber incrementado la tasa de infección en el área de Houston, que pasó de un promedio de alrededor de 200 nuevos casos de COVID-19 por día a más de 2.400. El nuevo informe, sin embargo, no descubrió que esta mutación hiciera al virus más letal o causara síntomas diferentes.

Los coronavirus como el SARS-CoV-2 son relativamente estables porque tienen un mecanismo de autocorrección al replicarse, pero con la transmisión tan extendida en Estados Unidos, el virus ha tenido abundantes oportunidades de cambiar, potencialmente con consecuencias problemáticas, explica un autor del estudio, James Musser, del hospital Metodista de Houston.

Por su parte, David Morens, virólogo del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, revisó el nuevo estudio y afirmó que los hallazgos apuntan a alta probabilidad de que el virus se haya vuelto más transmisible, y que esto “pueda tener implicaciones para nuestra capacidad de controlarlo”. En otras palabras, el virus está respondiendo a barreras como el uso de cubrebocas y el distanciamiento social, expresó Morens.

Por regla general, cuanta más diversidad genética tenga un virus, más preparado estará para esquivar futuros tratamientos y vacunas. Por lo cual, concluyen los científicos, lo más probable es que el COVID-19 siga el destino de la gripe común.

Esta cambia regularmente, obligando a los científicos a desarrollar constantemente nuevas vacunas para mantenerla bajo control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here