Levantan 3.016 cadáveres de calles y casas por COVID-19

Fota: APG

La Paz, Bolivia (Xinhua).- El estatal Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) de Bolivia informó hoy que del 1 de abril al 19 de julio levantó de calles y domicilios 3.016 cadáveres extrahospitalarios con sospecha y confirmados de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

“Hemos realizado el reconocimiento médico legal extrahospitalario (fuera de hospitales) de 3.016 cadáveres sospechosos y confirmados de ser portadores de la COVID-19 a nivel nacional”, afirmó a la prensa el director del IDIF, Andrés Flores.

Con el nuevo coronavirus en plena escalada, los hospitales de Bolivia no están dando abasto para atender a los infectados, mientras que en las morgues la situación es aún peor, por lo que el instituto recomendó días atrás la compra de camiones frigoríficos para almacenar cadáveres, ante la falta de espacio.

En las redes sociales circulan videos y fotos de ataúdes precarios en las calles o dentro de los domicilios, a la espera de un lugar para su entierro.

Bolivia alcanzó hasta la noche del lunes 60.991 casos confirmados del virus, con 2.218 decesos y 18.875 recuperados.

Según Flores, el trabajo del IDIF se inicia con la asistencia al lugar del deceso, domicilio o vía pública donde se hace el reconocimiento médico legal del cadáver para luego emitir y entregar gratuitamente el certificado médico de defunción a los familiares de los fallecidos, como parte del principio de gratuidad establecido en la Ley Orgánica del Ministerio Público.

“El IDIF no realiza ningún tipo de cobro por este servicio”, aseguró el directivo.

De acuerdo con la normativa, el IDIF realizará “los estudios científicos técnicos laboratoriales requeridos para la investigación de los delitos por el Ministerio Público”, así como los estudios científicos técnicos para la comprobación de otros hechos encomendados por orden judicial.

Sin embargo, el director del IDIF aclaró que, ante la emergencia sanitaria, el ente coadyuva con el levantamiento de cadáveres positivos o sospechosos de ser portadores de la COVID-19 “extrahospitalarios”.

Informó que un potencial aumento de muertes en las próximas semanas podría hacer colapsar las morgues y expresó su preocupación por la gran cantidad de cadáveres recogidos de la vía pública y los domicilios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here