Rusia tendrá lista en septiembre su segunda vacuna contra el COVID-19

Foto: Sputnik

Moscú (Sputnik).- El presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que Moscú tendrá lista en septiembre su segunda vacuna contra el COVID-19.

“En septiembre tendremos una segunda vacuna (…) Estoy seguro que los investigadores harán una vacuna maravillosa que ayudará a la gente”, indicó en alusión al proyecto que desarrolla el Centro de Investigación de Virología y
Biotecnología Vector con sede en Novosibirsk.

Además, el presidente dijo que su hija se inoculó la vacuna Sputnik V en la fase de pruebas clínicas sin consultarlo con él.

“Mi hija es una persona adulta. Simplemente me comunicó que había tomado esa decisión”, indicó el mandatario en una entrevista a la cadena televisiva Rossiya 24.

Rusia registró el 11 de agosto la primera vacuna contra el COVID-19 en el mundo desarrollada por el prestigioso Centro de Investigación de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya, con sede en Moscú.

Putin enfatizó que su hija estuvo en el grupo de los voluntarios que recibieron la vacuna para comprobar su eficacia.

Según detalló el mandatario, tras la primera inoculación su hija el primer día
tuvo temperatura de 38,4 grados, el segundo día bajó a 37 grados. Después de 21 días se le administró la segunda dosis, la temperatura volvió a aumentar un poco, pero luego se normalizó.

El mandatario comunicó que su hija desarrolló anticuerpos.

“A día de hoy es totalmente evidente para nuestros investigadores que la vacuna genera inmunidad estable, produce anticuerpos, como los que desarrolló mi hija. La vacuna es segura”, remarcó.

Pico de casos de COVID-19

El mandatario ruso expresó la esperanza de que el país haya logrado superar el pico de infecciones por el coronavirus.

“Espero que hayamos logrado superar el pico de contagios y crear las condiciones necesarias para proseguir con el trabajo”, enfatizó.

Admitió que Rusia tiene muchos infectados pero “la tasa de mortalidad es una de las más bajas del mundo”, lo cual atribuyó al “sistema sanitario preparado, las capacidades de movilización y las decisiones oportunas para prevenir las amenazas”.

Putin también indicó que la inmunidad colectiva al coronavirus “supera el 25% en ocho regiones rusas”.

El mandatario ruso hizo un llamado a los ciudadanos a tener en cuenta que el virus no ha desaparecido, por lo que tienen que respetar las medidas restrictivas recomendadas por los especialistas, como el distanciamiento social y el uso de las mascarillas en lugares públicos.

El presidente afirmó también que las autoridades de Rusia priorizan la vida y la salud de las personas.

“Lo he dicho en numerosas ocasiones, priorizamos la vida y la salud de las personas”, dijo Putin.

Además, comentando la situación con el virus fuera de Rusia, Putin señaló que el brote del coronavirus en algunos países del mundo fue causado por la falta de disposición de tomar en cuenta los intereses de la mayoría de los miembros de la sociedad.

El mandatario expresó la esperanza de que no haya la segunda ola del coronavirus tanto en Europa, como en otros lugares del mundo.

Hasta la fecha Rusia ha realizado más de 35,4 millones de test por coronavirus y ha detectado 975.576 infectados.

Según los datos oficiales, 792.561 personas se recuperaron del COVID-19 y 16.804 personas murieron a consecuencia de la infección.

Problemas económicos causados por la pandemia

La economía de Rusia ya ha logrado superar la cúspide de los problemas causados por la pandemia, señaló Putin.

“Creemos que el pico de los problemas ha pasado, y espero que poco a poco empecemos a recuperarnos”, dijo.

Según estimaciones del mandatario, la economía del país se recuperará el año que viene.

También destacó la labor del Gobierno ruso en medio de la pandemia, cuyas decisiones “oportunas y específicas” permitieron evitar una caída más significativa del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Además, constató el crecimiento de las reservas de oro y divisas de Rusia pese a la crisis económica provocada por el coronavirus.

“Es importante, ya que nos da cierta confianza en que podremos financiar, si es necesario, el mandato social”, indicó.

En cuanto al precio actual del petróleo de 46 dólares por barril, Putin concluyó que “sería mejor si estuviera un poco más alto”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here