La ciencia comprueba cómo daña a los huesos no consumir carne

Imagen de RitaE en Pixabay

(Sputnik).- Una dieta sin carne puede ocasionar deficiencia de calcio y proteínas en el organismo, haciendo los huesos más débiles y vulnerables a fracturas, según un estudio realizado por un equipo de científicos de la Universidad de Oxford y Bristol.

Las personas que llevan una dieta vegana sufren un mayor riesgo de fracturarse los huesos en cualquier parte del cuerpo incluyendo la cadera, ya que no consumen ningún alimento de origen animal. Esto hace que presenten un consumo de calcio y proteína por debajo del de las personas que consumen carne.

Mientras que la dieta vegetariana y pescetariana tampoco está eximida de estos riesgos al evitar el consumo de carne. Si bien no están tan expuestos como los veganos, las fracturas de huesos en aquellas personas que siguen estas dietas dependerán de la masa corporal y el consumo de calcio y proteína.

El estudio publicado en la revista BMC Medicine incluyó el análisis de datos de más de 54.000 voluntarios —hombres y mujeres— entre los años 1993 y 2001 en el Reino Unido. De esta cantidad de personas, 29.380 consumían carne de manera regular, 1.982 mantenían una dieta vegana, 15.499 vegetarianos y 8.037 eran pescetarianos.

Tras años de observación, los científicos registraron 3.941 fracturas en total. Esta cifra incluía 566 fracturas en los brazos, 889 en las muñecas, 945 en caderas, 366 en las piernas, 520 en los tobillos y 467 en la clavícula, costillas o vértebras.

“Encontramos que los veganos tenían un mayor riesgo de sufrir fracturas totales, lo que resultaba en cerca de 20 casos más por cada 1.000 personas en un período de 10 años, en comparación con las personas que comían carne.

Las mayores diferencias fueron para las fracturas de cadera, donde el riesgo en los veganos fue 2,3 veces mayor que en las personas que comían carne, lo que equivale a 15 casos más por cada 1.000 personas en un período de 10 años”, apuntó la científica Tammy Tong, la autora principal del estudio, citada por la revista EurekaAlert.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here