Un síntoma del cáncer de pulmón que podría esconderse en las axilas

Изображение Nicola Giordano с сайта Pixabay

(Sputnik).- El cáncer de pulmón puede convertirse en una bomba de tiempo, ya que a veces pasa desapercibido en los primeros estadios. La organización Cancer Research UK explicó qué señal podría indicar que el tumor ya se extendió a otros órganos.

La organización británica advirtió que los bultos o áreas inflamadas en las axilas o el cuello de una persona pueden ser una señal de que el cáncer de pulmón afectó sus ganglios linfáticos.

Estos nódulos forman parte de un complicado sistema de tubos y glándulas que filtra los fluidos del cuerpo y ayuda a nuestro organismo a combatir las infecciones.

No obstante, no se trata de un síntoma general, aunque es necesario acudir al médico si has notado que tus ganglios linfáticos están inflamados. Si la enfermedad es diagnosticada a tiempo, lo más probable es que el paciente sea sometido a una cirugía. No obstante, si el organismo es demasiado débil o las células cancerosas ya se extendieron a otras partes del organismo, serán destruidos a través de la radioterapia o la chemoterapia.

Entre los síntomas generales del cáncer de pulmón están:

tos que dura varias semanas

tos que empeora

infecciones pulmonares crónicas

tos con sangre

dolor al respirar o toser

falta de aliento

fatiga

pérdida de apetito

pérdida de peso

De acuerdo con los datos de la World Cancer Research Fund, en el 2018 hubo más de dos millones de nuevos casos de cáncer de pulmón en el mundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here