Cuidado con la fruta: puede dañar tu hígado

Imagen de silviarita en Pixabay

(Sputnik).- Comer fruta es parte esencial de una dieta saludable y equilibrada. No obstante, en algunos casos puede resultar perjudicial para nuestro organismo. La endocrinóloga Zujrá Pávlova contó a Sputnik cómo puedes evitarlo.

La experta explicó que además de carbohidratos, agua, vitaminas y microelementos, las frutas y bayas también contienen altos niveles de glucosa y fructosa. Mientras que la fruta de hueso, como el albaricoque, es más rica en glucosa, aquellas con semillas, como la manzana, contienen más fructosa.

Pávlova subrayó que la insulina convierte la glucosa en energía y grasa. No obstante, la fructosa podría ser mucho más nociva, pues es captada de inmediato por las proteínas del hígado, algo que podría dar lugar a la denominada enfermedad hepática del hígado graso no alcohólico (NAFLD).

Esta es la razón por la que nunca debes consumir frutas entre horas. Siempre debe ser un postre, afirma la médica. La glucosa y la fructosa deben ir acompañadas de proteínas.

“Un trozo de queso, un yogur, una manzana o varios albaricoques” son una opción perfecta, está convencida Pávlova.

La especialista explicó que esta combinación ayuda a reducir la liberación de glucosa en la sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here