La legumbre más consumida del mundo es latinoamericana

Photo by Tijana Drndarski on Unsplash

(Sputnik).- El frijol (o poroto) es la legumbre de mayor producción y consumo en el mundo. Es una guarnición casi obligada en la mayoría de los platos latinoamericanos desde tiempos ancestrales. Es de origen americano y los hay muy variados: tienen diferentes colores, sabores, formas y tamaños.
Conoce cuáles son los principales.

En Estados Unidos hay referencias exactas sobre la fecha y el lugar en que empezaron las siembras comerciales de frijol —alrededor de 1839 en el condado de Orleans, Nueva York—, y también se sabe que la Guerra de Secesión (1861-1865) trajo consigo un aumento en el consumo de la leguminosa.

Sin embargo, a pesar de que en América Latina el frijol se cultiva desde tiempos ancestrales —en la región peruana de Ancash se han encontrado restos de entre 7.000 y 10.000 años de antigüedad—, no se sabe cuándo fue que pasó de ser consumido de forma familiar a convertirse en un grano de importancia económica, según el libro Variedades de frijol en América Latina y su origen.

Lo que sí se sabe es que desde tiempos ancestrales hasta hoy, hay cientos de variedades. Aquí los principales tipos de porotos.

Variedades de frijoles

Negros

Este tipo de poroto quizá sea el representante más icónico de la comida latinoamericana. Por su alto valor nutricional, casi todos los países los incluyen entre los ingredientes de sus recetas tradicionales. Los porotos negros tienen apariencia ovalada y a veces una pintita blanca, son más duros que el resto.

Mantequilla, peruano o amarillo

Esta especie de frijol es de las más buscadas para cocinar porque es suave y de sabor ligero. Su corteza es amarilla. Es de uso muy versátil.

Anasazi

Estos tipos de frijoles suelen prepararse en refritos o en sopas. Se caracterizan por su forma ovalada, color rojo y manchas blancas.

Flor de mayo

También se le conoce como bayo y es muy popular en la gastronomía latinoamericana —principalmente en México— por su ligereza. Su corteza puede tener distintos matices, desde amarillo hasta un lila muy tenue. Es utilizado en su mayoría para enfrijoladas y sopas.

Pinto o vaquita

Este frijol tiene manchitas en su corteza, de ahí el nombre con el que se le conoce. No es tan suave como el flor de mayo o el peruano, pero tampoco es duro como el negro. Ideal cuando se necesita la semilla entera, que el guiso no se bata, por ejemplo en los arroces.

Pallares o verdes

Esta legumbre es utilizada usualmente para preparar sopas. Posee apariencia redonda, verde y textura arenosa.

Rojos

Este tipo de frijol con forma de riñón está muy presente en la gastronomía norteamericana (especialmente texana) y mexicana debido a su acentuado sabor. Se emplean para preparaciones con chile, ensaladas de frijoles, tacos, frijoles al horno, refritos, entre otros.

Cabecita negra o poroto tape

Tienen un sabor dulce y suave, además de un cuerpo cremoso pero firme.
Generalmente se emplean mucho en la cocina sureña. Esta legumbre se distingue principalmente por su tamaño pequeño y su color blanco y negro.

Blancos

El rasgo que más resalta de los porotos blancos es su capacidad de absorber fácilmente los sabores, lo cual le otorga gran versatilidad como alimento. Se caracterizan por ser más pequeños que muchos otros tipos de frijoles, blancos, secos, con forma ovalada y ligeramente aplanada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here