Así puedes madurar tus plátanos en tan solo 15 minutos

Imagen de Peggy Choucair en Pixabay

(Sputnik).- Los plátanos no solo son uno de los tentempiés preferidos en el mundo moderno, sino que también se usan ampliamente para repostería. Sin embargo, los que son buenos para comer no siempre son lo mejores a la hora de cocinar.

Si quieres hornearlos, debes elegir plátanos que estén muy maduros, en otras palabras, que tengan un color amarillo fuerte con algunas manchas marrones y que sean blandos al tacto. Así son más dulces y fáciles de mezclar y batir.

Si has comprado unas frutas que no llenan estos requisitos, hay formas de acelerar el proceso de maduración en lugar de esperar varios días.

Los plátanos producen el gas etileno —una hormona vegetal natural que regula el crecimiento de la planta y la hace madurar convirtiendo el almidón que almacena en azúcar—. Por eso, cuando colocas un plátano al lado de otra fruta, las dos madurarán, pero no demasiado pronto.

Ponerlos en el horno

Para que tus plátanos lleguen a ser ideales para cocinar inmediatamente, es mejor ponerlos en el horno, escribe Georgina Laud en su artículo para
Express. Sin embargo, hay algunas cosas que debes saber antes de hacerlo.
Debes utilizar plátanos amarillos que ya son dulces pero no están lo
suficientemente blandos.

Esto hará que se ennegrezcan y se sientan muy blandos, pero si los cocinas demasiado pueden incluso reventar, así que hay que estar atento. Cocínalos en un horno calentado a 180 grados centígrados durante unos 15 a 20 minutos, puntualiza Laud.

También cabe tener cuidado con los plátanos verdes que también se ennegrecerán y se ablandarán, pero no alcanzarán el dulzor que hace que el pan de plátano o los muffins de plátano sean perfectos.

Ponerlos en el microondas.

También puedes calentar los plátanos en el microondas para ablandarlos durante períodos de 30 segundos comprobando su suavidad. Sin embargo, este método no aumentará el dulzor de la misma manera que lo hace el horno.

Meterlos en una bolsa de papel

Este método consiste en atrapar el gas etileno junto con el plátano metiéndolo en una bolsa de papel o de plástico perforada.

Cabe tener en cuenta que la fruta desprende humedad, así que debes utilizar una bolsa que no la atrape: papel o plástico con agujeros. La maduración en una bolsa suele durar un día más o menos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here