El único deporte que floreció durante la pandemia

Imagen de Steve Buissinne en Pixabay

(Sputnik).- El ajedrez ha logrado saltear las dificultades de la pandemia de COVID-19 como no ha podido hacerlo ningún otro deporte. La posibilidad de jugarlo virtualmente y los beneficios que tiene para la actividad cerebral lo ha vuelto un éxito durante la cuarentena.

La pandemia de COVID-19 obligó a la suspensión de diversas actividades deportivas con el fin de reducir los riesgos de contagio para los jugadores y su público. Hubo uno que, sin embargo, fue beneficiado por la situación sanitaria y cuya popularidad ha crecido en el tiempo que lleva circulando el virus.

Se trata del ajedrez, juego que ha logrado el título de deporte en países como España, y cuenta con varios eventos de competición a nivel mundial.
Uno de ellos, el Ajedrecear, se festejó en mayo en Argentina, y compitieron 2.476 profesionales y aficionados.

En Río Grande, provincia del sur argentino Tierra del Fuego, se celebró el XX Abierto Internacional de Río Grande, en el que participaron 1.047 jugadores de 39 países.

Ahora, la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE) organiza la primera Olimpiada Virtual de Ajedrez, evento que tendrá lugar desde el 22 de julio hasta el 30 de agosto, y en el que participarán representantes de 150 países.

El evento se anunció el 30 de junio, mismo día en que las autoridades de la FIDE resolvieran suspender el Mundial de Ajedrez anual, que se juega de manera presencial, y pasarlo para 2021.

​La posibilidad de que el deporte pueda desarrollarse online es lo que ha permitido que el ajedrez se esté popularizando durante los meses de pandemia, no solo como evento deportivo de competencia, sino también como forma lúdica y pedagógica para pasar el tiempo.

La consecuencias del aislamiento social preventivo —medida necesaria para contener la propagación del virus— ha probado que puede ser devastadora para una mente no estimulada, con consecuencias como el desarrollo de ansiedad y depresión.

En este sentido, han surgido iniciativas como la de la editorial española Santillana, que a través de su programa Set Veintiuno lanzó Cuentos de Ajedrez, relatos para niños pensados para el desarrollo de la imaginación, análisis y memoria a través de historias vinculadas al juego.

Los relatos también se encuentran en el canal de Youtube de Set Veintiuno, y están contados con especialistas como Leontxo García, periodista español especializado en ajedrez.

“El ajedrez es el mejor gimnasio para la mente”, sostiene quien ha sido considerado el mejor periodista de ajedrez de Europa.

Para él, “tenemos que diferenciar dos enfoques distintos, el ajedrez como juego y divertimento y el ajedrez como herramienta didáctica. A partir de los 5 o 6 años que empezamos a desarrollar la inteligencia abstracta es un buen momento para que los niños empiecen a jugar”, explica.

El juego es ideal para trabajar la psicomotricidad, atención, memoria, concentración, el respeto por las normas y por el compañero, y demás aptitudes, expone García, y explica que cuanto más pronto se inicia una persona en el juego, más fácil será que incorpore dichas aptitudes.

El Día Internacional del Ajedrez se festeja el 20 de julio, en conmemoración a la fecha en que se fundó la FIDE, en 1924. La celebración existe desde 1966, y fue propuesta por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia, y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here