Los errores al almacenar los alimentos que todos cometemos

Imagen de Kevin Phillips en Pixabay

(Sputnik).- Conservar nuestros alimentos en buen estado es una tarea indispensable para sobrevivir, solo que no siempre lo hacemos de la forma más adecuada. En Sputnik, te decimos qué no haces bien y cómo solucionarlo.

La conservación de tus alimentos puede ayudarte a reducir el desperdicio de comida, a ahorrar dinero y a cuidar el medio ambiente. Pero no saber almacenarlos correctamente, te ocasiona lo contrario: se acelera el proceso de putrefacción de la comida.

Para ello, la organización Food Revolution Network ha propuesto una serie de consejos para conservar de forma correcta cada uno de nuestros alimentos con base en las características de cada uno —alimentos perecederos y no perecederos—.

Enlatado casero

Una de las formas en las que podemos conservar las frutas y verduras es a través de enlatado casero. Sin embargo, este no consiste solo en meter nuestros alimentos en un recipiente que colocaremos en la nevera.

Por el contrario, un enlatado casero empieza con el lavado profundo de los productos frescos, después se pelan y se empacan en un recipiente sellado —de preferencia de vidrio—con agua caliente. Se recomienda poner unas gotas de limón o vinagre sobre el agua para evitar la aparición de microbios.

Almacenamiento en frío

En nuestra vida cotidiana, acostumbramos a poner las frutas en un espacio exterior sin un orden determinado; sin embargo, esto es contraproducente para la conservación de los alimentos dado que al estar juntos se puede acelerar el proceso de pudrición.

Según Food Revolution Network, muchas frutas y verduras como manzanas, melones, arándanos, plátanos y tomate emiten gas etileno, lo que hace que las cosas a su alrededor
maduren y se descompongan más rápido.

Lo ideal para conservar frutas y verduras es conocer la temperatura adecuada para cada una; por ejemplo, el plátano, las naranjas o la jícama pueden resistir perfectamente a la temperatura ambiente. En tanto, las uvas, cebollas, fresas o espárragos pueden ingresar con facilidad al cajón de la nevera exclusivo para este tipo de alimentos.

Almacenamiento en bolsas

Cuando realizamos el súper, los alimentos que compramos suelen venir empaquetados en bolsas. Al llegar a casa, lo natural es dejarlos en estas y meterlos directamente a la nevera, pero esa no es la forma ideal de mantenerlos a salvo.

El blog de Infosalus recomienda que las frutas y verduras se guarden en lugares separados, y que se les hagan unos hoyos a las bolsas para propiciar la oxigenación de los alimentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here