Robocats: alternativa contra la soledad de adultos mayores

Image by Anja🤗#helpinghands #solidarity#stays healthy🙏 from Pixabay

(Sputnik).- El aislamiento social que exige la pandemia de COVID-19 es duro. Y pensando en los adultos mayores que son población de riesgo ante el coronavirus, investigadores de la Universidad de Florida encontraron un paliativo que puede hacer toda la diferencia, además de ser muy tierno: ¡un gato robot de peluche!

Todos extrañamos ver a algunos de nuestros seres queridos a quienes no podemos visitar producto de la pandemia de COVID-19. En ese contexto, las personas mayores se ven especialmente afectadas, ya que al ser población de riesgo deben duplicar los esfuerzos por cumplir con la cuarentena, empeorando la sensación de soledad.

Por esto, un equipo de investigadores del Colegio de Enfermería Christine E. Lynn de la Universidad Atlántica de Florida están recomendando con énfasis un auxilio lleno de ternura para los que están más solos.

Pensado especialmente para quienes sufren de Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas y se ven imposibilitados a tener una mascota, un animal robótico capaz de interactuar con el ambiente puede ser la compañía ideal para estos difíciles tiempos.

Los perros y gatos robóticos están diseñados para responder al movimiento, al tacto y al sonido. Suelen ser utilizados en la medicina para tratar a pacientes mayores con enfermedades mentales, reduciendo significativamente su estrés emocional y cuadros de depresión.

“El COVID-19 ha obligado a muchos miembros de la familia a no visitar a sus padres o abuelos en hogares de ancianos y centros de vida asistida”, dijo en un comunicado institucional la decana de la facultad de Enfermería, Safiya George.

Según la decana, las mascotas robots “están ayudando a mejorar la calidad de vida de aquellos que son especialmente vulnerables en las condiciones actuales de la pandemia”. Su efectividad se ha comprobado en el trabajo del Centro de Memoria y Bienestar Louis y Anne Green, donde las vienen utilizando con éxito.

En 2019, una investigación del doctorado de Bryanna Streit en Práctica de Enfermería demostró cómo estas particulares mascotas ayudan a las personas mayores, especialmente las que sufren enfermedades mentales degenerativas, frente a la soledad.

El estudio consideró la evolución de 12 adultos mayores de más de 50 años con Alzheimer o enfermedades afines que asistían al Centro durante el día. En 12 visitas se observaron los síntomas del estado de ánimo y del comportamiento de los participantes utilizando escalas de medición clásicas de estas enfermedades, como la Escala de Cornell para la depresión en la demencia (CSDD).

Los resultados fueron muy alentadores, ya que los puntajes de todos los participantes tuvieron una notoria mejora luego de que pasaron a tener contacto con los animales robots.

“La mascota sirvió de ayudante para los enfermeros y de compañía a los adultos mayores. Los impulsó a hablar con la mascota y a compartir sus sentimientos con ella”, explicó la directora del Centro, María de los Ángeles Ordóñez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here