Un megarraptor de 10 metros de hace 70 millones de años

Image by Hans Rohmann from Pixabay

(Sputnvik) Santa Cruz, Argentina.- El fósil de un megarraptor de 10 metros de longitud fue encontrado en la provincia argentina de Santa Cruz, en la Patagonia. De acuerdo a los paleontólogos que participaron de la expedición, se trata del ejemplar de un gran depredador que habitó el territorio hace 70 millones de años.

Un nuevo hallazgo milenario en la Patagonia argentina. Investigadores del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) encontraron el dinosaurio carnívoro de de la familia de los megarraptores al suroeste de la provincia de Santa Cruz. Se recuperaron vértebras, costillas y parte de lo que sería el pecho y la cintura escapular del animal.

Los megarraptores “fueron grandes dinosaurios depredadores que prosperaron y se diversificaron durante el período Cretácico, fundamentalmente en el hemisferio sur”, explicó Fernando Novas, jefe del Laboratorio de Anatomía Comparada del MACN e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET), a la Agencia de Ciencia, Tecnología y Sociedad de la Universidad de La Matanza.

Novas ya había hecho historia con los megarraptores anteriormente. Fue quien descubrió el primer ejemplar de este grupo de dinosaurios en 1996 en la provincia de Neuquén, también en la Patagonia argentina, y quien le dio a la familia el nombre de Megarraptor.

La mayoría de los dinosaurios de la familia de los megarraptores que han sido encontrados hasta ahora habitaban los territorios que pertenecen actualmente a la Patagonia argentina, a Brasil y a Australia, y su característica esencial era su capacidad “realmente espectacular” para la caza, según el paleontólogo Mauro Aranciaga, que también integra el equipo.

Eran “unos carnívoros formidables que habitaron Gondwana, es decir, todos los continentes del sur”, remarcó. “Este animal es seguramente de una nueva especie, una de las especies más nueva de la familia, ya que todos los demás representantes son mucho más antiguos”, aclaró.

“Las armas principales de los megarraptores eran sus brazos, extremadamente alargados y musculosos, con garras a modo de guadaña en sus dedos pulgares, las cuales tenían un borde afilado y alcanzaban los 40 centímetros de largo. Es probable que este animal haya conferido profundos zarpazos contra sus presas”, señaló Aranciaga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here