Robot ruso para hacer entregas

Yandex / Foto: Sputnik

(Sputnik) abril.- El gigante tecnológico ruso Yandex ha desarrollado un robot capaz de repartir entregas de manera independiente. Después de pasar por un período de pruebas, el Yandex Rover ha empezado a funcionar para la entrega de documentos y paquetes en Skolkovo, la ciudad tecnológica de Moscú.

El pequeño robot se desplaza por las aceras del centro de innovaciones a una velocidad similar a la de un peatón. Es capaz de cruzar varios kilómetros entre un edificio y otro para realizar las entregas. Además, está completamente controlado a través de teléfonos móviles.

“Los empleados de Skolkovo establecen tareas para el robot a partir de sus teléfonos inteligentes. Por ejemplo, el Rover puede recibir instrucciones de llevar documentos de una oficina a otra o entregar un paquete en una oficina de correos. La carga se coloca en el compartimento de carga y, luego, el robot se va. Sus movimientos pueden ser seguidos en un mapa”, explica Yandex en un comunicado.

Las rutas son elegidas por el propio Rover y, gracias a un conjunto de sensores y un lídar —dispositivo que determina las distancias utilizado láser pulsado—, este se desplaza con confianza incluso en la oscuridad. El robot monitorea el camino de manera constante y responde instantáneamente a cualquier cambio que encuentre.

“Si una persona se le cruza por delante, el Rover reducirá la velocidad y le dejará pasar. Si hay un obstáculo en su camino, lo rodeará”, detalla Yandex.

Cuando el robot llega al punto de entrega, lo único que el destinatario necesita hacer es abrir la cerradura a través de su teléfono móvil y recoger su paquete.

“El Yandex Rover será útil en cualquier área donde trabajen con cargas pequeñas. Por ejemplo, puede recoger pedidos de los puntos de entrega, entregar pizza, transportar mercancías en un almacén o servidores en un centro de datos”, agrega su fabricante.

El Yandex Rover es considerado para la compañía el ‘hermano menor’ de uno de sus proyectos más ambiciosos, el vehículo autónomo. Según la compañía, las dos máquinas utilizan las mismas tecnologías, con las debidas adaptaciones para las funciones que cumplen.

Antes de entrar en servicio en el ‘Valle del Silicio ruso’, el Yandex Rover pasó por un período de prueba de cerca de cinco meses en la sede de la compañía en el centro de Moscú, donde desempeñó su trabajo a la perfección.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here