Bolivia cerrará 2020 con una contracción de 8,4% y un déficit fiscal de 12,3% del PIB

Photo by Alexander Mils on Unsplash

La Paz, Bolivia (Xinhua).- Bolivia prevé cerrar este año con una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de 8,4 por ciento, según el “Programa Financiero 2020-Segunda Revisión” suscrito hoy entre el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas y el Banco Central de Bolivia (BCB).

Los encargados de firmar esta nueva proyección para el cierre de esta gestión fueron el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, y el presidente del BCB, Edwin Rojas, con la finalidad de encarar el compromiso de reconstruir la economía del país.

El presidente del BCB manifestó en el evento que la nueva proyección (contracción del 8,4 por ciento) es mucho menor a la caída de 11,1 por ciento que se registró durante el gobierno interino apoyado por la oposición, que concluyó su mandato el 8 de noviembre pasado.

Estas nuevas previsiones también señalan que Bolivia tendrá un considerable déficit fiscal de aproximadamente 12,3 por ciento del PIB, que es uno de los más grandes de las dos últimas décadas.

Adicionalmente se prevé una inflación de fin de período en torno al 1,1 por ciento que hasta noviembre llegó a variación positiva de 0,45 por ciento.

El estatal Instituto Nacional de Estadística (INE) reportó el 3 de diciembre que entre noviembre de 2019 y el mismo mes de 2020, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) de Bolivia registró una variación negativa de 1,1 por ciento, que de acuerdo con expertos fue promovida por la recesión que generó la pandemia del nuevo coronavirus.

De igual forma, Rojas dijo que el programa determina que los objetivos de la política fiscal, monetaria y cambiaria deben enfocarse a fomentar el desarrollo económico y social, preservando la estabilidad macroeconómica, con el fin de mejorar la calidad de vida y el “vivir bien” de los bolivianos.

Ambos expertos coincidieron en señalar que las medidas de confinamiento total, sin ninguna planificación, derivaron en la disminución de los ingresos de las familias y en elevadas tasas de desempleo que bordearon, incluso, el 12,64 por ciento en julio de este año.

Montenegro manifestó que se están aplicando medidas desde la asunción del presidente Luis Arce que se reprodujo con la disminución del índice de desempleo hasta un 8,7 por ciento.

El INE informó el pasado 26 de noviembre que la tasa de desocupación urbana a octubre con base en los resultados de la Encuesta Continua de Empleo (ECE) tiene una positiva recuperación al registrar 8,7 por ciento respecto a julio pasado cuando este indicador llegó a 11,64 por ciento, uno de los más elevados de los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here